jueves, 31 de julio de 2008

COFFINS, Buried Death (20 Buck Spin, 2008)

La juventud japonesa siempre ha tenido una extraña fascinación con los movimientos subculturales occidentales. Por su parte los artistas de estas tierras han desde siempre sabido no solo adaptar esas expresiones artísticas a su propio contexto, sino que esporádicamente le han dado un toque de exagerada perversión.

En ningún campo artístico es esto más obvio que en el musical. Y no estamos hablando únicamente de la música metalera, en lo que se refiere a la música experimental (sobre todo el sub genero llamado noise) artistas como Masonna y Boredoms parecen haber vivido una vida preocupados por romper esquemas y empujar los limites auditivos del hombre.

El trio japonés Coffins toca un hibrido entre el death y el doom metal, y aunque su ángulo no rompe muchos esquemas musicales, definitivamente parece manufacturado para volar tímpanos. Su última grabación titulada Buried Death es una machacante propuesta de guitarras distorsionadisimas tocadas a medio tiempo y acompañadas por una voz ultra gutural que regurgita letras sobre el proceso de decaimiento del ser humano. Nada muy profundo que digamos. Coffins toca música muy simple y directa, perfecta para el fanático del death metal y de las películas de horror.

((Enterrado Muerto))

1 comentario:

Dargedik dijo...

Hola saludos te habla edikson del Blog Dargedik rock metal peru

me parecio interesante esta banda no lo habia escuchado

bueno lei tu mensaje y ya esta ya linkee tu blog y tu zine suerte