martes, 27 de abril de 2010

DESERET, El Despertar del Genocida (Equilibrio, 2009)

Hace un par de meses tuve la idea de comenzar una campaña para apoyar al movimiento subterráneo metalero de America Latina. Para este fin, he pasado bastante rato disparando e-mails a todas las bandas latinas que estén interesadas en ser incluidas en Deaf Sparrow y en Discos Inauditos. Hay tres requisitos; 1) que los grupos estén activos (es decir que tengan una grabación de los últimos dos años), 2) que no toquen nada gotico, ni power, ni progresivo (le soy reacio a estas vertientes metaleras), y 3) que envíen una copia física (se que estamos en la era digital, pero para mi nada reemplazara a los discos de verdad).

Para esto, he utilizado dos websites; Metal Archives y MySpace y he ido país por país. Empecé por El Salvador donde absolutamente nadie me dio bola, luego salte a Chile (de donde me enviaron puros enlaces de descarga, los cuales tiendo a ignorar), fui a Bolivia (donde no encontré tantas bandas de black metal ‘escandinavo’ como esperaba), brinque a Argentina (donde el porcentaje de bandas de power metal es verdaderamente alarmante) y finalmente me di una vuelta por la hermana nación Ecuatoriana.

Hasta ahora, la respuesta a este proyecto no ha sido abrumadora (algo que esperaba debido a las debiles economias de la region), pero en las ultimas dos semanas ya he empezado a recibir algunos discos. El primero de estos es de una banda de Quito, Ecuador llamada Deseret. Según Metal Archives ellos tocan ‘death metal brutal’. Su debut se titula El Despertar del Genocida y viene con un librillo muy detallado que incluye letras y las obligatorias imágenes gore. Los graficos están muy bien hechos y aunque generalmente el resultado de Photoshop le quita encanto a la cosa, aquí se nota que le han puesto corazón. Si hay algo que Deseret están haciendo bien es que se están tomando su trabajo en serio. La presentación esta a muy buen nivel y la grabación es muy profesional. Los tonos de guitarra obtenidos por lo menos son lo suficientemente rechonchos como para reflejar las ambiciones sónicas de esta joven banda y es ahí donde esta el problema.

Si lo único que quieres escuchar es death metal brutal entonces te recomiendo a Deseret. Si quieres alguito mas, un poquito de color o de variacion, entonces estos Quiteños te van a dejar frio. El Despertar del Genocida es pues algo genérico, donde reinan las voces ultra guturales y los riffs obtusos y algo sosos nos ofrecen mucho metal y algo de monotonía. Hay poca variación en los temas, y los arreglos son bastante conservadores, sobre todo cuando tomamos en cuenta que el corte de la música de Deseret viene de la primera mitad de los 90’s y este cuarteto no adereza esa receta con nada.

Hay muchos fanáticos de este ‘death metal brutal’, y es a ellos, a ese publico que disfruta de esa falta de detalle, a quienes este disco les caería como un apanado en el dia de su cumpleaños.

MySpace

3 comentarios:

Victor dijo...

Que lástima que nadie te paró bola de los grupos de acá (El Salvador). Hubiera sido interesante darse a conocer a través tuyo. Saludos

Ignacio Brown dijo...

Asi es pues Victor, si tienes algun compatriota que este interesado, pasale la voz....

Tim On 28 dijo...

¡Es verdad en Argentina, hay demasiadas bandas de power metal!.
A fines de los 90 era porque las bandas de power solían las mas organizadas y tenían a Cesar Fuentes Rodríguez con su revista Epopeya, que les daba mas cabida que a bandas de otros estilos (eso no se tradujo en una gran popularidad, hasta hoy las banda de metal mas popular son Almafuerte, Rata Blanca, Horcas, Tren Loco, Logos y O'Connor: bandas que no son power metal. Entre 1995 y 2000 se dió el crecimiento de A.n.i.m.a.l. pero no se sostuvo: fue solo moda).
Me extendí demasiado escribiendo y sin conclusión, porque ahora, no se porque sigue habiendo tanta banda de powermetal en Argentina.

Un Saludo!