lunes, 5 de abril de 2010

INFERNAL MAJESTY, None Shall Defy (Roadracer, 1987)

El mundo del metal esta dominado por un manojo de lideres con verdadera vision, pero esta repleto de un sin numero de bandas que aparte de mediocres remedos no tiene absolutamente nada original que ofrecer. Entre este ultimo grupo podemos situar a Infernal Majesty, aquella banda Canadiense de death thrash metal que se formara en 1986 y que luego de un cuasi excitante debut titulado None Shall Defy caería en una oscuridad - que es sin ganas de joder - verdaderamente infernal.

El problema de Infernal Majesty no fue ni su dudosa calidad, ni su falta de identidad, ni el ridiculo arte de portada, sino su carente estabilidad en la alineacion. Según Metal Archives por esta banda pasaron nada menos que dieciocho miembros. No sorprende entonces saber que les tomaria diez años para seguir este disco con un split en 1997. Pero para entonces el grupo ya había pasado a la historia y el metal había evolucionado tanto que Infernal Majesty no pasaría de ser un grupo estancado en el tiempo, unas reliquias relegadas a nota de pie de pagina. Como casi todo el metal propiamente tocado, None Shall Defy es enteramente generico, totalmente promedio, recontra soso, absolutamente mediocre, plenamente insulso, decididamente insípido y definitivamente disfrutable.

((No Me Desafien Carajo))

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Que excelente y jodida reseña tio. te pasaste. este es uno de mis favoritos.

El Huevo

Anónimo dijo...

Oye. Me sorprende que haya gente tan jodidamente ociosa y sin vida para ocurrérsele perder el tiempo escribiendo una reseña carente de todo sentido común. Ni siquiera se porqué pierdo el tiempo respondiendo esto. Debería darte vergüenza escribir algo como esto de una obra maestra como el "None Shall Defy".

"Reliquia relegada a nota de pie de página"? Estás loco imbécil. Que tu los vayas conociendo, no significa que a los verdaderos amantes del género les pase lo mismo. Este es un clásico respetadisimo.

Saludos hdp.

Ignacio Brown dijo...

A mi tambien me sorprende que exista gente tan sin vida y ociosa como para perder el tiempo comentando de esta manera.

Ni idea de porque pierdes el tiempo comentando de esta manera, quizas deberia de preguntarle a tu mama, o mejor aun, al pene de uno de los miembros de Infernal Majesty.

La intolerancia y la estrechez mental de no ver mas alla de sus narices en esta escena es increible. Cualquier idea discordante es derribada con un comentario denigrante y miope como este.

Saludos mamaverga

César Monterroso dijo...

Algunas bandas crean su reputación sobre la base de un disco; otras, sobre toda una discografía. Infernal Majesty pertenece a la primera categoría. Es cierto que luego editaron algo más, no mucho, pero la huella dejada por el None shall defy fue tan importante que se recuerda solo ese disco. Aunque has tratado de hacer una epecie de crítica irónica del disco, me parece que el resultado termina siendo contradictorio e inconsistene. None shall defy no es mediocre ni insulso y mucho menos insípido, por eso es disfrutable, aun ahora. Fue una promesa que no pudo seguirse cumpliendo. La ironía y el sarcasmo son formas válidas de expresión pero deben usarse con cuidado para que tengan efecto; si no, se cae en ideas que resultan confusas o contradictorias. El anónimo comentario previo es estúpido porque ni siquiera ha entendido el defecto de la reseña.

Ignacio Brown dijo...

Bien dicho Cesar. Aunque mantengo mi posicion...en mi opinion algo que pasa con la escena metalera es que tiende a fetichisar mucho a las bandas del pasado. Infernal Majesty trascendieron poco, en mi opinion, su exito tiene mucho de nostalgicoy poco de musical. Aunque entiendo que la gente discrepa, esto de darselo de critico es algo subjetivo, el que cree que es objetivo se engaña como un pendejo o no escribe con una posicion definida.

None Shall Defy tiene algo de calidad, pero por ningun lado encuentro yo un sonido propio ni muy influyente. Ese es el dilema de la gran mayoria de bandas regulares, por no decir 'mediocres' porque parece que esa palabra ofende a la gente. Ahora que existan bandas que consideren a Infernal Majesty, pues no lo dudo, pero si nos poenmos en ese plan entonces hasta Rick Astley es influyente.

Se que el post fue fuerte, para mi los articulos que no tienen una posicion decidida valen poco.

No veo la contradiccion del post. Se donde la pueden ver los demas, pero pongamoslo asi; tengo en mi Ipod cerca de 11,000 canciones de bandas metaleras de todos los generos. Muchas de estas podria yo considerarlas como insulsas o insipidas, pero a mi me gusta el genero tanto que las encuentro muy disfrutables. Amo el genero, por eso disfruto de hasta lo que no considero ser gran musica.

César Monterroso dijo...

Si entiendeo, no creo que sea malo discrepar. Yo por ejemplo te lo pongo así. Cuando en 1999 me compré mi propio primer equipo de sonido (con mi plata). Me compré tres cd's para estrenarlo: el Seasons in the abyss, el Deggial y el None shall defy, con eso te digo cuánto me gusta el grupo. También es cierto que la compra estuvo supeditada a lo disponible en originales en Galerias Brasil y que si hubiera habido una variedad mayor, fácil me compraba algo diferente.
A mí también me pasa que oigo mucho metal del que soy conciente que no tiene mucho que aportar ni en novedad ni en técnica e incluso ni en seriedad, pero igual los oigo, los descargo, y hasta los compro si no es un precio prohibitivo. Pero me digo, ¿acaso el valor de una expresión artística solo puede ser aquilatado por sus aporte en originalidad? Yo creo que no, que ese es un criterio importado de fuera del metal. Para mí, el metal es una cultura (un collage cultural como lo define Weinstein)y muchas bandas tienen valor no por su originalidad sino por mantener una estructura clásica fiel a un estilo y contribuir a la permanencia de esta cultura. Para mí es suficiente, y aún así nos presentan buenos trabajos. Creo que el caso de Infernal Majesty en su debut, está por encima del promedio; para mi es más difrutable que muchas bandas consideradas de culto de la época y claro coincido contigo en que hay mucho de nostalgia en ciertas opiniones sobre el metal del periodo clásico (setentas y ochentas) que arbitrariamente consideran todo lo de esa época como bueno y mejor que lo que se hace ahora y eso ya es un error garrafal.
De paso te felicito por el blog, que me parece enterado y novedoso. Llegué a él por intermedio del de Franco Boggiano.

Saludos

César

Ignacio Brown dijo...

Esos son puntos validos, pero no elevan lo generico de la mayoria de bandas. Grupos con ambiciones y buenas ideas pueden escribir temas que en un par de segundos son reconocibles por la manera en la que estan escritos y por como son tocados. Yo creo que mas contribuyen a la permanencia del estilo aquellos que expanden en el genero y no simplemente remedan el pasado. Los otros tambien contribuyen pero menos.

No digo que no existan buenas bandas sin un sonido personal, el disco de In Solitude es tremendo por ejemplo, pero creeme que puedo escuchar dos o tres segundos de cualquiera de sus temas y darme cuenta que son ellos y no Merciful Fate.

Ahora si el valor de una expresion artistica puede ser aquilatado por su originalidad? Pues yo creo que en la mayoria de casos SI puede ser aquilatado por su originalidad. No que los que no son originales no valen nada, pero valen menos que aquellos que luchan por la originalidad o por tener un sonido personal.

César Monterroso dijo...

Interesante, por supuesto que el valor de la música y de cualquier arte puede y debe ser valorado desde el punto de vista de su originalidad; pero mi pregunta incluye un "solo". Valorar solo por la originalidad es entrar en un paradigma específico, válido pero no el único. La re-creación de un modelo es un paradigma igualmente válido (y de más trayectoria en la historia del arte que el moderno paradigma de la novedad) y en el caso de una cultura como la del metal, es un valor esencial, porque toda cultura humano busca prevalecer.
Sin embargo, a partir de tu comentario, creo que es posible establecer una diferencia entre aporte original y crear un sonido personal, que los identifique quiero decir. Por ejemplo. A nivel de originalidad creo que históricamente las grandes líneas del metal han siodo inauguradas por unas cuantas bandas (el manojo al que aludes al inicio, quizas una veintena o treintena en 40 años de existencia)Pero muchas más han creado un sonido personal, aunque no iniciaron subgénros propiamente dichos. Hay grupos que empiezan algo como Black Sabbath, Alice Cooper, Judas Priest, Motörhead, Diamond Head, Venom, Slayer, Possessed, Candlemass, Hanoi Rocks, Bathory, Mercyful Fate, etc. Pero otras continúan esos géneros con brillantez creando un sonido propio, evolucionando y a veces siendo más conocidos que los maestros, pero no inventando un nuevo subgénero sino creando poderosos discos con estilo personal, dentro de una corriente ya definida, allí entran gigantes como Iron Maiden o Queensryche, Manowar, Morbid Angel. Otras no alcanzan tanta notoriedad, a veces debido a factores ajenos al talento musical, como Omen, Helstar, los ya aludidos Infernal Majesty. Pero tienen su sonido (ojo que estén en la misma categoría no quiere decir que sean igual de buenos; la división que formulo no es en base a calidad final del disco, sino solo al hecho de inventar algo nuevo e inédito o no). Por supuesto aparecen también una miriada de pequeñas bandas que repiten sonidos de antes, algo que viene sucediendo en el metal desde los inicios del movimiento y que ahora, por el peso de la tradición, se ha acentuado.
Cierro señalando que cuando un género como el metal, con 42 años de existencia, continúa con tal abundancia de lanzamientos ya no se puede esperar que cada grupo sea original en sentido fuerte. Muchos son fans que se han puesto a tocar para mantener lo que aman vivo. Algunos otros desarrollan su sonido personal porque tienen el talento para hacerlo. Pero muy pocos podrán ya revolucionar al metal, pero creo que de tanto en tando (quizás una vez por década) nos vamos a topar con algún artista que le enriquezca renovándolo en sus formas. Pero eso es normal en un género ya de mediana edad. Nos va apasar como al blues o al soul, en que la mayoría de artistas son continuadores y solo unos pocos renovadores (esos géneros ya están en el siglo y medio siglo de existencia respectivamente ).

Saludos