lunes 5 de abril de 2010

INFERNAL MAJESTY, None Shall Defy (Roadracer, 1987)

El mundo del metal esta dominado por un manojo de lideres con verdadera vision, pero esta repleto de un sin numero de bandas que aparte de mediocres remedos no tiene absolutamente nada original que ofrecer. Entre este ultimo grupo podemos situar a Infernal Majesty, aquella banda Canadiense de death thrash metal que se formara en 1986 y que luego de un cuasi excitante debut titulado None Shall Defy caería en una oscuridad - que es sin gana de joder - verdaderamente infernal.

El problema de Infernal Majesty no fue ni su dudosa calidad, ni su falta de identidad, ni el ridiculo arte de portada, sino su carente estabilidad en la alineacion. Según Metal Archives por esta banda pasaron nada menos que dieciocho miembros. No sorprende entonces saber que les tomaria diez años para seguir este disco con un split en 1997. Pero para entonces el grupo ya había pasado a la historia y el metal había evolucionado tanto que Infernal Majesty no pasaría de ser un grupo estancado en el tiempo, unas reliquias relegadas a nota de pie de pagina. Como casi todo el metal propiamente tocado, None Shall Defy es enteramente generico, totalmente promedio, recontra soso, absolutamente mediocre, plenamente insulso, decididamente insípido y definitivamente disfrutable.

((No Me Desafien Carajo))

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

Que excelente y jodida reseña tio. te pasaste. este es uno de mis favoritos.

El Huevo