jueves, 26 de agosto de 2010

DEATH ANGEL, Relentless Retribution (Nuclear Blast, 2010)

El ultimo disco de Death Angel es una desgracia. Una verdadera desgracia. Que lastima! De haber sido legitimos participes, promotores e impulsores de un movimiento subterráneo a fines de los 80’s han pasado a ser meros imitadores del mismo a fines del 2010. Muchos diran que eso es imposible. Que la música y la banda es autentica y que por el simple hecho de haber sido participes en la gestación de este subgénero es absurdo decir que Death Angel ahora no son mas que una copia Xerox de ellos mismo.  La situación es absurda, lo se. Pero basta darle una escuchada a este atroz Relentless Retribution para darse cuenta que ahora estos filipinos suenan mas como una manada de copiones sin una puta idea fresca.

Me pesa decirlo, pero todo lo que escribo, lo escribo con el corazón en la mano. Latiendo arritmicamente. Literalmente. Cuando no era mas que un quinceañero pajero fui yo el fan numero uno de Death Angel. Al menos asi lo creo. Entre mis tres amigos metaleros y yo, fue su servidor el mas ferviente fanatico de esta banda. Corria 1990 y tras joder a mi viejo sin cesar por un espacio de tres semanas, el finalmente claudico y a regañadientes y con la muñeca torcida me compro una copia cassette de Act III, tercer larga duración de Death Angel.

El debut The Ultra-Violence me había parecido sensacional. Thrash metal aniquilador. Frolic Through the Park no fue tan brutal. Pero esas incursiones en otras variantes me intrigaron. Quizas no todos los temas podrían ser clasificados como thrash metal, pero admire ese espíritu atrevido. Sin embargo no fue hasta el Act III que me di cuenta del gran potencial de esta banda. Para entonces el thrash metal aun era eso, un subgénero enclaustrado en sus frescos parámetros. Y para mi, tomaria una banda de corajudos como Death Angel para derribar esas barreras auto impuestas.


Mientras Act III estaba lejos de ser un disco de thrash, los temas eran indiscutiblemente metal. Aun a pesar de las influencias funk y del par de baladas acústicas (las cuales no suenan nada mal), Act III fue un disco muy pesado, impecablemente escrito y magistralmente ejecutado. En el, el guitarrista Rob Cavestany no suena como un virtuoso porque los virtuosos tienden a no escribir buenos temas, pero sus solos y sus riffs destilaban una lucidez y una finesa tan solo comparable a la de los solos de Skolnick (Testament). El diminuto batero Andy Galeon se hacia pasar por pulpo, bañando a la audiencia con cientos de detalles; platillos que brillaban altos y bajos, tambores que sonaban redondos, cuadrados y triangulares. Si este disco decepciono a muchos no se lo puede culpar a la banda. Despues de todo, nadie puede culpar a un artista por toma riesgos.

Lamentablemente todo quedaría ahí. Act III seria la ultima grabacion de estudio de Death Angel de esa década. El vocalista Mark Osegueda salió del grupo en 1991 y el resto de los miembros, tomando el nombre del titulo de la canción central de Act III, morfaron en The Organization, una trivial banda de heavy metal que grabaria dos álbumes que pasarian sin pena, ni mucho menos gloria.


Me entusiasme cuando Death Angel volvieron al ruedo en la primera mitad de esta década. Desde entonces, han editado dos discos; The Art of Dying (2004) y Killing Season (2008). Ambos nos han regalado contadas gemas. Es cierto que nada queda ya de ese espíritu aventurero, de esa actitud retadora tan bien representada en Act III, pero al menos, en lo que a thrash metal se refiere, estos dos discos valen máximo $5. Es por eso lamentable la falta de bolas y de creatividad exhibidas en Relentless Retribution.

Este disco podría haber sido grabado por Laaz Rockit y aun asi, hubiera sido considerado mediocre. Empezando y terminando por la monotonia y falta de creatividad exhibida en cada tema, es obvio que a los Death Angel de hoy no les liga una. Temas como ”This Hate”, “RIver of Rapture”, “Into the Arms of Righteous Anger” y “Relentless Revolution” no solo han sido escritos antes por bandas menores, sino que exhiben una falta de empuje que solo puede ser producto del cansancio. No me sorprende que el batero Andy Galeon haya salido de la banda en el 2009. Su ausencia se siente. Con temas como estos, que solo requieren rapidez, no hay mucho lugar para ser jugueton. Si hay algo rescatable son los solos de Cavestany. El tio es un maestro. Desafortunadamente, no podemos decir lo mismo de sus riffs.

((Retribucion Relentlesiana))

13 comentarios:

N.Anselmo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
N.Anselmo dijo...

Vaya como me dejas, yo esperaba este disco con bastantes ganas :S Lo escucharé de todos modos a ver qué tal. Eso sí, muy buena crítica. Te enlazo!
Saludos!

Anónimo dijo...

Personalmente creo que hace, pero hace rato ya es una desgracia!!!!

Ignacio Brown dijo...

Anonimo, Casi comparto tu actitud. Como dije en el post, los dos ultimos discos solo tienen algunos momentos. Por mi lado, si quiero escuchar Death Angel, siempre regreso a los tres primeros discos.

Anselmo, Nos dices que te parecio, si tienes tiempo.

N.Anselmo dijo...

Ok me pasaré por aquí! Por cierto, me podrías decir donde lo has escuchado...?Algun link?
Gracias

Ignacio Brown dijo...

No por un link.

Tengo el acceso directo de Nuclear Blast a todos sus discos. Lo baje hace un par de dias.

N.Anselmo dijo...

Jostias y eso como va? Parece como si has pagado una pasta gansa por ello, no? xD

Ignacio Brown dijo...

No. Tengo un zine en ingles llamado Deaf Sparrow (www.deafsparrow.com) como miembro de la prensa tengo acceso a sus discos para reseñarlos.

N.Anselmo dijo...

Ah, bien bien, entonces los demas tendremos que esperar unos días para escucharlo jeje.
Te sigo en Twitter, by the way...
Saludos!

Anónimo dijo...

yo creo que el socio de arriba que critico el ultimo trabajo de death angel exagero un poco porque en algunos temas encontre bien interesantes y buen sonido , para mi que realmente fue una desgracia fue al "killing season" un disco demasiado comercial recuerdo cuando lo escuche por primera vez quede horrorizado pero en fin..
saludos

N.Anselmo dijo...

Ahora ya lo he escuchado, bastante genérico, Thrash Metal sin ser del otro mundo...
Así que andabas copn razon...
Saludos!

Ignacio Brown dijo...

Desde hace meses ya que soy el unico trabajando el zine...no hay mas socios por aca...

Anónimo dijo...

Hola gente....soy seguidor del metal....y de los trabajos de Death Angel...es el que mas me gusta...sus cambios de ritmo son muy buenos.
Respeto la opinion de todos....pero este trabajo es bueno.