domingo, 12 de septiembre de 2010

PLACERES CULPABLES: Wendy Sulca, "La Tetita"

No se a ciencia cierta que genio creativo cráneo esta obra maestra de la música andina. Quisiera conocerlo para darle un fuerte abrazo. Si este video hubiera sido creado cuando yo era una criatura, de hecho hubiera pasado mas horas prendido de los pechos de mi madre. Lo que quiero decir es que me encanta esta canción. Pero el video que la acompaña es altamente condenable por su contenido casi subversivo y por demas desmesurado al considerar que la interprete no es mas que una criatura, espero yo, aun no expuesta a las mañoserias y morbosidades de los que la rodean. 


Y es que al guionista (si así le podemos llamar a ese mequetrefe) se le paso la mano. Las dos manos y los pies, diría yo! Lo que empieza como un video inocente con tomas de animalitos de peluche termina en onda picara al peor estilo de Porcel y Olmedo. Pero vayamos por partes. Hay tantas ideas vagamente flotando en el video de "La Tetita" que vale la pena apreciarlo de a pocos. 

"La Tetita" es un tema infantil. Eso esta claro no solo porque la interprete Wendy Sulca tiene 8 años de edad sino porque al comienzo del video la vemos contenta, rodeada de juguetes en su habitacion rosada y dedicandole este tema a 'todos los niños del Peru!'. Lamento informarle a Wendy que el regalo no parece haberles gustado a estas criaturas. Al menos los niños que aparecen en el video no parecen muy contentos. Es mas, tienen gesto de desconcertados. O tienen sed. Como que necesitan teta, pero YA!

Ritmicamente y apropiadamente "La Tetita" empieza a modo de canción de cuna, pero pasada la dedicación, el tema abruptamente se torna en un huayno típico de la sierra peruana. Que podemos decir sobre la voz de Wendy Sulca? La niña abre la boca, pero juzgando por su timbre de voz yo diría que Wendy esta cantando con la nariz. Advertencia; si van a escuchar "La Tetita" yo les recomendaría que peguen cinta adhesiva de la mas gruesa en sus ventanas. La delgada voz de Wendy es tan irritante que podría quebrar vidrios. 

La mayor parte del video transcurre al frente de una piscina. Wendy, vestida en atuendo típico de la región, es acompañada por una banda de cuatro músicos. Todos los cuales también están vestidos de la misma chirríante manera; pantalones blancos y camisetas manga cero de color azul platina. Al costado de Wendy podemos ver a un bailarín. He visto el video diez veces y aun no se si es un enano o una criatura obligada a ejercer la misma suerte de la de un elefante de circo; entretener sin importar el ridículo. Adencio (llamemosle así por fines mas prácticos) esta elegantemente vestido y baila sabrosamente cual niño con dos pies izquierdos. 

Repentinamente aparecen una vaca y una ternera. La ternera esta chupando teta. Me tomo mas de dos minutos darme cuenta del propósito de la inclusión de esa toma. El director de este video no se anda con rodeos. Su narrativa es super descriptiva. Luego Wendy aparece en un parque con una sonrisa de oreja a oreja cantando estribillos, mientras tres señoras sentadas en una banca están dando 'tetita' a sus bebes. No crean que esa es costumbre únicamente andina. He visto italianos hacer lo mismo en plenas calles de Nueva York. La falta de pudor no tiene nacionalidad carajo! 

A pesar de que Wendy es listada como la autora e interprete de "La Tetita", ella no es la única cantante en este tema. Una voz masculina, pederastica y adulta pronuncia estrofas casi habladas, como 'hay, los niños, los niños del Peru y del mundo, hay que enseñarles a vivir'. Esto claro, sobre primeros planos de bebes siendo amamantados a la intemperie. Luego, los televidentes somos sometidos a una toma rápida de cinco o seis chanchitos luchando por pezones mordisqueados. Todo esto mientras Wendy nos castiga con letras como 'rico, rico, rico, rico, mmmmmhhh, riiiiiiiiico, que rico, rico, rico, rico, que rico es mi tetita'. 

En el minuto tres empieza el mañoseo. La voz de hombre dice, 'ayayayay, a ver donde están los hombres? a ver con las manos arriba. Los hombres de 18 para arriba, que también les gusta, si, eso mismo...'. Esto mientras una chica en minifalda pasea coquetamente por la piscina y dos jovenes hacen gestos hambrientos. Uno de ellos posiciona sus manos como quien sostiene un par de globos y el otro, al mejor estilo caníbal, se soba el estomago, como quien esta listo para comer un buffet. La siguiente toma muestra el preludio a una violación, la antesala a un ultraje sexual; los dos jóvenes, a los que se les suma la banda de Wendy (con instrumentos en mano), aparecen correteando cual pandilla de morbosos, a la chica. Detrás de ellos, aportando el toque cómico y picaresco a una situación de alta gravedad, aparece el precoz Adencio, también corriendo por su tetita.

2 comentarios:

Gerhard dijo...

Impagable. Sin palabras. No se por que, pero en cuanto la oí por primera vez pensé en el 7" Burning a Sinner de Witchfinder General, lo juro… esos gallitos que hace en el estribillo de Satan's Children… ¿acaso Wendy se ha habrá inspirado en Zeeb Parkes? Por cierto, su blog es una completa delicia. Siga así ¡por favor!

Ignacio Brown dijo...

jaja, muy buena Gerhard. Olvide decir algo al respecto de esa nota inalcanzable. La verdad, no dudaria que la voz de Wendy haya sido ayudada por la tecnologia.

Gracias a Miguel Perez de La Mancha del Pecado por pasarme la voz sobre este tesoro cultural que es Wendy Sulca.