viernes, 29 de octubre de 2010

TRAUMA, Scratch and Scream (Shrapnel, 1984)

Casi nadie recordara a Trauma. Eso es claro, asumiendo que alguna vez uno estuvo informado acerca de ellos y por ende, los pudo olvidar. Para la mayoria, Trauma seran los mas inauditos, aquellos de quienes nunca se supo nada y por lo tanto, no existieron.

Scratch and Scream fue la unica grabacion oficial de esta banda de San Francisco. Por haber servido de cantera para el bajista Cliff Burton, Trauma seria recordada como nota de pie de pagina en las biografias de Metallica. De no haber sido por eso, dudo mucho que esta banda hubiera conseguido un contrato discografico. No es que la musica de Trauma apestaba, pero sus temas tampoco tenian nada especial.

Por esa epoca, la disquera Shrapnel Records se concentraba principalmente en guitarristas, asi que es curiosa la inclusion de Trauma en sus filas. Otros artistas que lanzaron grabaciones en esta casa disquera incluyen Steeler (en cuyas filas estaba Yngwie Malmsteen),  Marty Friedman, Tony MacAlpine y Jason Becker.

Los guitarristas Michael Overton y Ross Alexander se preocuparon de cultivar un estilo speed metal bastante ochentero. Arreglos fulminantes y un abuso preocupante del tremolo son exaltados aun mas por la voz de Donny Hillier, uno  de esos tipos con cuerdas vocales similares a los de una niña prepubertina. No hay ningun tema que destaque. Si hay algo que resaltar es el disco entero, pues destaca por su mediocridad.

Este enlace incluye Scratch and Scream y tambien los dos demos de la banda. En el primero, grabado en 1982, participa Cliff Burton.

(((Araña y Grita)))

2 comentarios:

Gerhard dijo...

Lo que cambian los tiempos… recuerdo cuando era un imberbe pimpollo al que le encantaría tener "el disco del grupo del bajista molón de Metallica" y ahora lo tengo a un click de ratón. Si hace 21 años me dejaran ver este momento en una bola de cristal no me lo hubiera creído. TODA la música al alcance de la mano. Sin misterios. Sin misticismo. Sin romanticismo.
Y esa falta de información nos hacía terriblemente ingenuos, como yo, que compré por 200 pesetas y un dibujo un CD de un grupo que, según mi compañero de clase llegado de suiza "te van a gustar porque te gusta el ruido". Y ese disco se titulaba "IX" de unos tales Bulldozer. Y me cambió la vida. Yo, ingenuo, que durante 10 años me creí que era el único fan de Bulldozer…
Así eran los viejos tiempos. Que no por esto eran mejores, todo sea dicho.

Espero que sepas disculpar mi digresión, la edad tiene estas cosas haha.

Ignacio Brown dijo...

Perfectamente puesto una vez mas mi querido Gerhard. Tambien recuerdo yo como en mi nativa Sudamerica uno debia meterse al mercado negro en el centro de la ciudad tan solo para comprar copias en cassette con portadas Xerox de lo mas ultimito de la musica. Los discos 'verdaderos', 'los legales' estaban tan fuera de nuestro alcance. No solo por el precio sino porque, aquellos no llegaban a nuestras tierras como si lo hacen instantaneamenete hoy todos los discos que se publican en el mundo.

Asi es, la edad tiene sus cosas. En este caso, creo yo que nosotros podemos apreciar mas las facilidades que la tecnologia nos otorga y recordar con nostalgia lo que uno sufria por conseguir la musica que hoy en dia no nos cuesta nada.