jueves, 24 de marzo de 2011

GRAVEYARD, Hisingen Blues (Nuclear Blast, 2011)

Los miembros de Graveyard nunca se hubieran podido imaginar que terminarian en la misma disquera de Avantasia y Cradle of Filth. Jocosa compañia sin lugar a dudas. Pero son cosas del destino. Quien sabe cual habra sido la situacion que los llevo desde las humeantes y relajadas oficinas de Tee Pee Records (donde abundan los hijos de ex hippies y actuales vegetarianos, ex punks vueltos artistas folks, marihuaneros de carrera, cerebros quemados por el acido y otras lacras) hasta el recinto power metalero de Nuclear Blast, (donde abundan los caballeros sin caballo de cuero negro bien apretado y los death metaleros  greñudos que ya estan en base 4, donde pululan los black metaleros de pintarras chorreteadas y de barrigas peludas y grasientas, estos ya quizas, en base 5. Y claro, otros atorrantes).

Pero el medio es lo que menos importa. Con tal de llegar al publico uno siempre puede incomodarse alguito y juntarse con la chusma. Ademas, sin lugar a dudas, todos esos discos que Hypocrisy, Amorphis, Belphegor, Blind Guardian y Hammerfall han vendido, generaron las suficientes regalias como para  que estos suecos se embarquen en tours alrededor del mundo. 

Personalmente, siempre senti un poco de pena por Graveyard. Cuando su  nostalgico debut auto titulado fue editado en el 2007, la banda du jour era Witchcraft, cuyo album The Alchemist era alabado en todos los rincones alguito under. Como si en el mundo solo hubiera espacio para un grupo de largiduchos en pantalones bell bottoms, el primer disco de Graveyard paso desapercibido.   Y esto considerando que Graveyard era una banda muy superior a Witchcraft.

Vale señalar que Witchcraft es el cuarteto liderado por Magnus Pelander, quien habia sido parte (como guitarrista) de Norrsken junto al vocalista Joakim Nilsson y al bajista Rikard Edlund. Estos dos formarian Graveyard en el 2006. Si eso no saca roncha, entonces ni las pulgas. Pero ya se, ya se. Los suecos son bacanes. Para ellos la envidia no existe.

Oido a la musica; Hisingen Blues es mas de lo mismo. De hecho es casi el mismo primer disco, regrabado y con una mejor portada. Es un reflejo.  Aqui encontraremos simple y llanamente ligeras variaciones de los temas del debut. Y que es lo que esto quiere decir?

Lo que esto quiere decir es que Hisingen Blues es un discaso. Una belleza flematica, el culto a la nostalgia,  un clasico virgen y desempolvado, una mamada al blues canchero, el eslabon perdido entre el hard rock de Zepellin y el rock sureño Americano,  el Dorado para aquellos melomanos que no se encuentran desde hace tres decadas, madera añeja guardando vino y un pocoton de notas que hemos escuchado tantas veces, pero que para aquellos que tenemos alma, suenan tan sublimes como la primera vez.

((Blues de Hisingen))

6 comentarios:

Gerhard dijo...

En la primera escucha sólo puedo decir que es un gran disco, sí señor… aún no me creo que estén en la Nuclear Blast. Sí que cambian los tiempos,sí: hace unos años nadie contrataría a cuatro hippies que tocan blues rock rancio hahah. Yo, personalmente me quedo con los Witchcraft, de los que por cierto no se sabe nada de ellos desde que Magnus sacó el (maravilloso) EP el año pasado. Una pena.

Ignacio Brown dijo...

Asi es. Cuando comenzaron a llegar los emails de Nuclear Blast anunciando este disco no me lo crei. Es de hecho un emparejamiento bastante extraño.

Creo que lo que mas me cala de la musica de Graveyard es esa nostalgia que permea todos sus temas. Hay algo triste y melancolico en sus discos que me engancha mucho mas fuerte que Witchcraft. Pero es cierto, que sera de Witchcraft? La banda favorita de Pelander es Tool, asi que no me sorprenderia que su proximo disco suene algo futurista y alternativo. (es chiste)

Gerhard dijo...

Apuesto por ello, siempre lo ví con ganas de experimentar nuevos caminos… y ahí estará Nuclear Blast para organizarle un tour con… errrr… Samael o Meshuggah juajua.

Aldo dijo...

Epa.. Fuerza al mejor estilo 70s.. ¡Con audio al tono! Un abrazo.

javistone dijo...

Hola... Yo ando en una nube desde que he escuchado este disco, y no he podido resistirme a citarte en mi post sobre el disco, si no le importa. http://javistone.blogspot.com/2011/05/graveyard-la-gran-esperanza-del-rock.html

Un saludo.

Heathen dijo...

No voy a añadir nada más a lo dicho arriba, el disco es simplemente alucinante, el tema Longing parece sacado de un western!