jueves, 28 de abril de 2011

KNIFE IN THE LEG/FIX MY HEAD, Split (Inimical, 2010)

Quizas sea mi mente enfrascada en el tiempo, pero creo yo que el hardcore, aun en el 2011, lleva mala reputacion entre metaleros. En especial entre ciertos circulos que nunca maduraron fuera de esa idiosincracia ochentera la cual predicaba la division de los grupetes de musica dura.

Es decir; por un lado estaban los metaleros, quienes muy duros en su vena seudo satanica o muy musicales en su vena ochentera a la NWOBHM, computaban que el punk y el hardcore eran musica para pajeros idealistas falsamente preocupados con la sociedad y sus injusticias. Otros mas bobos, filosofaban inutilmente, 'para hacer punk no hay que saber tocar', mientras escuchaban el metal nivel mongoloide de Venom.

Por otro lado, estaban los punkekes y los chicos hardcorianos, quienes supuestamente conscientes socialmente se masacraban como cavernicolas en ridiculos rituales de pogo. Estos, computaban que los metaleros eran criaturas atrapadas en cuerpos de adultos e imbecilmente interpretaban su fascinacion por todo lo epico como una soberana  cursileria virginal y un escapismo que solo podria deparar una dañina falta de contacto con la realidad.

Felizmente, el tiempo a pasado. Y somos todos por esto de tener la mente abierta, un poquito mas sabios que la generacion anterior. Soy metalero de profesion, pero creo en que hay que darle una oportunidad a todos los generos.

((Comete Esa Navaja))

3 comentarios:

Gerhard dijo...

No te falta razón, antes la cosa era como un compartimento estanco, como el agua y el aceite: si eras gótico odiabas a los jebis, si eras jebi odiabas a los punkis, y si eras punki odiabas a todo el mundo que no lo fuera. Sinceramente, yo a principios de los 90 soñaba con encontrarme con gente que escuchara la misma música que yo y que no tuviera el encefalograma igual de plano que las letras de Venom (que era, y sigue siendo uno de mis grupos predilectos). Algo que por desgracia era bastante raro… la mayor parte del jevi/metalero medio mantenía este tipo de conversación: –uuuaaagh metaaal uurrgh cuernos aaagh cerveza gooore metaaal… afortunadamente han cambiado muchas cosas para mejor y hoy podemos disfrutar de grandes discos de hardcore o crust sin que nos de vergüenza admitirlo (Kvoteringen rules!).
Dejando el hxc y hablando de lo nuestro, esta semana estoy absolutamente enganchado al EP de STAGNATION, áspero y abrasivo como unos Bolt Thrower oxidados. También he de decir que el último disco de THE GATES OF SLUMBER es bueno, muy bueno. Tras el primero, es el único de ellos que puedo escuchar de cabo a rabo con verdadero deleite.

Ignacio Brown dijo...

Asi que a checar todo eso.

Kvoteringen, los escuchare esta noche. Me sente anoche luego de trabajar en DS, pero me quede seco rapidamente. Empece a escribir un post sobre The Varukers, pero nada minimamente entretenido venia a mi cabeza, asi que pare.

Hare lo propio con Stagnation y habra cobertura, si se debe. A mi tambien me gusta Venom, aunque quizas tiro mas hacia Hellhammer y Celtic Frost.

A propositio Gerhard, escuchaste algo sobre el ultimo documental de Herzog? Cave of Forgotten Dreams. Lei unas cuantas reseñas que lo pintan como una belleza inspiradora. El viejo, nunca deja de sorprendernos.

Gerhard dijo...

Celtic Frost son palabras mayores, amigo mío, al lado de ellos los Venom daban risa hahah. Nunca olvidaré la primera vez que los escuché… me quedé boquiabierto durante toda la cara A del cassete (grabado de una copia mal grabada, por supuesto). Aquello era pura magia.

Kvoteringen, aún sin ser nada del otro mundo (crust/punk sueco a toda leche) tienen algo especial que no sabría decirte, simplemente me hacen hervir la sangre… y eso es genial. Ahora mismo estoy escuchando su último disco, Samhällets Förrädare, literalmente "traidor de la sociedad". Muy bueno, la verdad.

¿Algo nuevo de Herzog? Eso sí que es una gran noticia… me voy ya a fisgar sobre el tema.