miércoles 25 de mayo de 2011

CONDENADOS, La Iniciacion (Black Goat, 2009)

Los Chilenos se las traen consigo. En el ultimo manojo de años las bandas mapochas han sacado la cabeza por Sud America y han editado discos doom que han sido muy apreciados alrededor del globo.  Al paso que van, es claro que los Chilenos parecen destinados a tomar la posta que algun dia les pertenecio a los brasileros. Intercambiando el death y el black por el doom metal, claro esta.

El doom que se cocina por estos dias en el Sur del Sur es espeso. A pesar de que su estatus es aun infinitamente subterraneo, las bandas de mas alto perfil mantienen distancia del death y el black blasfemo y de la sicodelia tan tipica hoy y se apegan a un corte clasico que le debe hartas influencias a bandas como Candlemass y Count Raven, quienes juzgando por su aparente influencia fueron idolos de matines Santiaguinas.

Por un lado tenemos a Procession, cuyo disco del 2010 Destroyers of the Faith fue editado por el sello Checo Doomentia y merecidamente acumulo una tracanada de adulaciones. Dos de los miembros de esta banda, el bajista Claudio Botarro y el vocalista/guitarrista Felipe Plaza, son compinches solitarios en Capilla Ardiente, cuyo impresionante Solve et Coagula, le entra mas a la onda epica y nos machaca el coco con dos temas que suman casi 25 minutos de musica.

De perfil mas alto son los Mar de Grises. Practican un doom mas melodico y accesible. En partes parece ser influenciado por el rock progre mas retocado. Por todo esto, Mar de Grises son los que menos me gustan.

Condenados provienen de Concepcion y a pesar de haberse formado en el 2005 han demostrado que a base de chamba, mucha chamba, se puede alcanzar cierto nivel mundial. Con un envidiable catalogo que incluye dos demos, un split y dos EP's, y mas importante aun, un larga duracion recientemente editado por la disquera de culto Shadow Kingdom (A Painful Journey Into Nihil), Condenados se perfilan como los mejores expositores de esas tierras.

La Iniciacion contiene cinco temas y fue la primera presentacion formal de la banda. La grabacion es artesanal, pero no por eso carece de poder. Los arreglos de guitarra estan muy bien trabajados y le deben una gran cuota al heavy metal tradicional. Es doom epico en una onda Europea de los ochentas. Todo esto aumentado por la crudeza del sonido de las seis cuerdas y magnificado aun mas por las excelentes voces dan forma a la que es para mi, una de las tres mejores propuestas doom sudacas.

((La Iniciacion))