miércoles, 15 de junio de 2011

IN SOLITUDE, Auto Titulado (High Roller, 2008)

No creo ni una silaba de lo que dice. Cuando el cantante de In Solitude Pelle Åhman dice que mucho antes de que el descubra a Mercyful Fate ya habia desarrollado su propio estilo de vocalizar lo que nos esta diciendo es que de pura casualidad cosmica el aprendio a modular su voz con las mismas inflecciones de King Diamond.

Es cierto que Åhman no alcanza ese exhilarante falsetto teatral de Diamond y que su voz es mucho mas sobria y controlada que la del danes, pero escuchando este frondoso disco debut es obvio que la influencia de Mercyful Fate no se limita al microfono. Lease; In Solitude parecen haber memorizado Don't Break the Oath y Melissa a conciencia.

Se rumorea que algunos miembros de In Solitude son parte de Ghost. Teniendo eso en mente escuchen este debut y noten la finesa de las guitarras. Desde los riffs melodiosos y clasicos, ochenteros hasta la medula, hasta los solos en la mas pura vena neoclasica, podemos notar un estilo que parece haber cuajado aun mejor en Opus Eponymous.

((En La Soledad))

3 comentarios:

Gerhard dijo...

Este disco es una joyita que guardo en mi estantería de favoritos. Por cierto, el nuevo, si bien no me sorprendió tanto como este, bien vale la pena. Un gran grupo, sin duda.

Ignacio Brown dijo...

hace un par de semanas intente comprar el ultimo de In Solitude junto con el nuevo de Portrait, felizmente declinaron mi tarjeta porque luego le di una escuchada a este ultimo y no me gusto nadita...

Gerhard dijo...

Coincido contigo, el último de Portrait parece más bien una recopilación de los temas más flojos de su autotitulado, y brillante para mí, debut. Eso y que este nuevo cantante me pone de los nervios. Francamente, me alegro de no haberlo comprado.

Por cierto, en el último disco de In Solitude hay un tema ("Serpents Are Rising") que parece sacado directamente del baúl de los Sonic Ritual… y resulta que miro la line-up y aquí está Henrik Palm tocando la guitarra y supongo que arrimando el hombro en las labores de composición. Sobra decir que es una joya… serpents aaare rising!