miércoles, 5 de octubre de 2011

BLOOD FARMERS, Auto-Titulado (Hellhound, 1995)

Tenia este disco en la mira desde el 2008, año en el que divise un anuncio de la disquera ponja Leaf Hound publicitando la reedicion de este clásico de culto en alguna revista de música pesada.  Creo que fue la cara de pervertido y mañoson del anciano que agracia la portada lo que grabo a los Blood Farmers en mi memoria.  Nunca me tome la molestia de buscar este disco en internet y mis opciones de encontrarlo en una tienda física eran totalmente nulas, pero eso no quiere decir que no tenia interés alguno en escucharlo. Hace un par de años, cuando me encontraba de vacaciones en Florencia con mi novia encontré una copia usada de este debut en una tienda llamada Data Records.   Pague 10 Euros y no me arrepiento.

Hasta hace poco tiempo no existía mucha información disponible sobre Blood Farmers. Se sabían las cosas básicas expuestas en su pagina de MySpace;  se formaron en el ’89, son de Nueva York, grabaron un par de demos y este debut auto-titulado fue editado por el sello alemán Hellhound en el ’95. Un año después, estos granjeros se desintegraron.  Pero aparte de eso, su perfil como banda era relativamente oscuro.

El año pasado, quizás motivados por la edición formal de su demo Permanent Brain Damage por parte de Leaf Hound Records, los Blood Farmers se presentaron en algunos escenarios Europeos y al parecer, en estos momentos la banda se encuentra grabando el que será su segundo larga duración. Esperemos pues que los Blood Farmers hagan una movida inteligente y no varien su sonido. Seria sabio no experimentar demasiado y apegarse al doom tradicional que tan bien supieron machacar en los 90’s. El error mas grande de los veteranos es el creer que se pueden mantener al dia de todas las modas.  

No seria muy desatinado emparentar el sonido de Blood Farmers con el de sus contrapartes de Maryland. A principio de los 90’s bandas como The Obsessed, Iron Man, Wretched, Unorthodox e Internal Void crearon una efervescente escena local que lamentablemente no duraría mucho. Estas bandas junto con llaneros solitarios como Blood Farmers, supieron capturar la misma esencia que Black Sabbath creo decadas antes y que Pentagram y Saint Vitus habían a duras penas mantenido en vida durante los 80’s.  Su sonido no es especialmente peculiar; nostalgia setentera por los medios tiempos, punteos de guitarra extendidos, melodías arrastradas y vocalistas que a punto de fuerza pujan temas que parecen cerca de expirar. 

3 comentarios:

B.N.Fanzine dijo...

Hola Ignacio, justo ayer vi el post en IO, y pinche el disco, lo escuche dos canciones y no me gustó mucho... pero todavía no tengo una idea fija sin duda tendré que poncharlo en mi IPOD, y escucharlo durante mis viajes en el tedioso transporte público. El anciano de la portada es claramente inspirado en Eddie Gein, el serial killer...

Ignacio Brown dijo...

Ese mismo post me hizo recordar este disco. ya habia escrito sobre blood farmers en deaf sparrow hace mas de dos anos. el disco no es perfecto, ni siquiera buenisimo, pero como disco perdido no esta nada mal.

B.N.Fanzine dijo...

Retiro lo dicho, ya me pude enganchar con blood farmers, no es lo suficiente como para provocar una erección, pero al menos es mejor que cualquier otra cosa, es más podríamos esperar unos añitos más y esta sin duda se puede colar en una lista de bandas de under-rated bands!