viernes, 25 de noviembre de 2011

MINDROT, Dawning (Relapse, 1995)

A mediados de los 90's, algun emprendedor decidio editar una serie de revistas musicales gratuitas llamadas huH. Asi se escribia por si acaso. Para recibirla, lo unico que tenias que hacer era inscribirte y te la enviaban por correo mensualmente. Cada numero de huH venia acompañado de un disco compacto  compilatorio.

Puesto que el magazine incluia una variopinta gama de estilos musicales, el disco compilatorio proveia una experiencia auditoria algo bizarra. La transicion de bandas como Old 97's y Snoop Doggy Dogg hacia grupos como Brutal Truth y Fudge Tunnel era el equivalente a intercalar escenas de Plaza Sesamo con escenas de Faces of Death. Es cierto que hay algo de crossover en la audiencia, sobre todo entre fanaticos de la musica dura que tienen la abertura mental como para soportar sonidos mas calmados, pero la ecuacion no funciona en reversa. Sino diganme cuantos chicos indies te pueden aguantar un disco de Mortician?

Es asi como escuche a Mindrot. No recuerdo exactamente, pero quizas entre temas de Alanis Morrisette y Gin Blossoms.  El tema incluido fue el que le da el titulo al disco y que como exacta descripcion de la palabra 'amanecer' es la perfecta apertura. Mindrot no madruga al  fanatico, sino que lo despierta con una pluma. El disco lentamente se abre paso entre redobles de tarola, guitarras limpias y un dramatico sintetizador a lo banda sonora. Es un gran instrumental que se aglotona al final, pero que es una perfecta introduccion al death metal del segundo tema "Anguish". Si bien en esos tiempos los subgeneros eran mas rigidos, es obvio que este cuarteto Californiano tenia su propia version de como deberian de sonar las cosas.

Dawning danza bruscamente entre estilos, pero no abusa su estatus de indeciso.  Por partes, quizas por su calmada pero ennervante estructura,  Dawning suena como un precursor del post rock. Con la indomable presencia del sintetizador y del piano, a veces hasta se acerca timidamente al rock gotico. Algo que si es de principio a fin es duro y pesado, con temas que se mueven tan rapido como la lava y con una distorsion que no discrimina entre acorde y cuerdas. Por su parte, el vocalista Adrian Leroux (quien fue a parar a Morgion) tiene un vozarron casi hardcoriano. Su voz es brutal pero nunca monstruosa.

Mindrot pasaron casi desapercibidos en la escena metalera de los 90's. Tres a
ños despues de este disco editaron su continuacion Soul. Inmediatamente despues, dos miembros desertaron y la banda se desintegro. Kaufman y el bajista Matt Fischer formaron Eyes of Fire, banda que seguiria curtiendo este estilo doom, o proto post doom, y que editara dos discos a traves de Century Media.

((Amanecer))

3 comentarios:

Gerhard dijo...

Joder qué discazo… recuerdo que desde que ví la portada anduve como un año detrás de él hasta conseguirlo (eran otros tiempos). La portada me cautivó desde el primer momento y me imaginé que debía ser este un disco de la ostia: la combinación piedra + letra uncial no falla hahah.
Recuerdo que no fue lo que me esperaba, pero sí que me dejó KO. Un disco de esos que me ponen nostálgico. Tendré que escuchar el siguiente a ver qué tal.

Ignacio Brown dijo...

Tengo los promos de Eyes of Fire...tambien te los recomendatia sino los haz escuchado. Continuan esta onda...quizas escriba un post al respecto.

Machi dijo...

Concuerdo, discazo! de hecho creo que es un disco subvalorado y con un alcance que pocos se imaginan.

Saludos!