jueves, 9 de febrero de 2012

TUKAARIA, Raw to the Rapine (Rhinocervus, 2011)

Quizas las palabras aplastante, diabolico y blasfemo no sean las mas indicadas para describir la calidad y la energia que despide este debut. Sobre todo porque como todo el buen black metal caleta que se fabrica en estos dias en California, Tukaaria parece obsesionado con este rollo de la baja fidelidad, y la baja fidelidad achica la musica y trasquila la trascendencia, exorcisa el black metal y edita las herejias.

Quizas la palabra curioso sea mejor descripcion. El tipo detras de Tukaaria va bajo el mismo nombre. Curioso porque en la unica foto que se encuentra de el lleva puesta una camiseta de Reencarnacion, la banda colombiana que en 1989 edito un album auto-titulado que hasta el dia de hoy parece tener resonancia en rincones distantes del globo.

Es posible que Tukaaria se apellide Martinez, Perez o Ruiz. O Godinez, Bolaños, De Las Nieves o Villagran. Como el material de las bandas del Crepusculo Negro, titulos de canciones como "Chasmas in Creation", "Glorifying Atrophy" y "Transfixion" revelan ese deseo de trascender liricamente y sonicamente hacia un infierno mejor. Aqui no hay aparentes blasfemias, tan solo diabolismos bien pensados, satanismo reinterpretado, un enlace cosmico que aspira a recrear nuestros conceptos baratos de todo lo macabro. 
 
Fanaticos de todo lo que edita el sello Profound Lore deben de prestar atencion. El sello Canadiense esta editando esta grabacion en un tiraje limitado de 500 discos compactos.

((Ro tu de Rapain))

2 comentarios:

Beheritian dijo...

Genial esta entrada Ignacio, la verdad es que esas nuevas hordas de Black californiano (la mayoría integrantes del crepúsculo negro) llegan con una propuesta de lo más singular y oscura, donde el trance sónico es principal protagonista. Y sí, es muy probable que tenga apellido latino... esa foto que sale con camisa de los míticos Reencarnación es bastante desveladora, jajaja.

Ignacio Brown dijo...

A mi me encanto a gracia. Entiendo la reaccion reacia de muchos. El sonido de estas bandas es crudisimo, pero pasando esa valla uno se encuentra con black metal verdaderamente de primer nivel.