martes, 9 de octubre de 2012

ELECTROCUTION, Inside the Unreal (Contempo, 1993)

'Italians do it better', dice el motto, el dicho o la linea publicitaria, dependiendo de quien la pronuncie. Y aquí, en Inside the Unreal, como que estos de Bologna se la creyeron y optaron por imitar un estilo sembrado, nutrido, parido y mejorado en tierras foráneas.

Si, la hicieron linda, y a juzgar por cada riff y cada redoble de bombo incluido aquí, como que Inside the Unreal casi se come en calidad a los discos gringos editados en el '93. Lamentablemente, por cuestiones logísticas y financieras como que Electrocution nunca pudieron competir, nunca tuvieron ni siquiera una puta chance.

Quien mas edito discos de metal subterráneo en el '93? Morbid Angel seguían creciendo y grababan como trio Covenant, Deicide por su lado gozaban de tanto éxito que decidieron exprimir la vaca editando la compilación de demos de Amon. Obituary en la misma ciudad, estaban de vacaciones mientras Nocturnus editaban un EP auto-titulado de mediana calidad que marcaría su ultima ofrenda validera. De perfil mas bajo pero de igual peso; Brutality editaban su debut Screams of Anguish y de perfil mas alto y definitivamente en otra liga; Sepultura finalmente se sacudían completamente el pasado de Cogumelo con el excelente Chaos AD.

Con esa compañía era difícil sobresalir y con el misero apoyo de una disquera como Contempo las oportunidades de Electrocution eran casi nulas. Pero comparen Inside the Unreal con cualquier disco de death metal editado en el '93  y noten la dura pelea que da. Esos riffs que como dentadura de tiburón amenazan con seccionarnos en pedacitos, esos diestros cambios de batería que bien podrían haber venido de las manos y los pies de Pete Sandoval y esas voces afónicas y guturales, un poquitin mas agudas que las de Donald Tardy, dan forma a temas compactos de impecable factura.

Inside the Unreal
es un disco brutal pero ácido, acerbico y lleno de vilis pero igualmente musical, limpio y exacto. Aquí se expone la técnica italiana pero no se abusa de nada, ni se exhiben pajasos guitarreros o instrumentales sin sentido que solo denotan el ego. 
Quien mas edito discos en el '93? Bueno, Death se complicaba las cosas con Individual Thought Patterns y Cynic editaba Focus y juzgando por los progresivos trabajos posteriores de Electrocution, como que estos bambinos estaban prestando atención.

((Dentro de lo Irreal))

4 comentarios:

Cesar Monterroso dijo...

Qué gran disco has rescatado. Creí que ya nadie manyaba ese grupo. La bateía y la voz son geniales y es uno de los últimos discos de death metal en el que oyes esas guitarras tan agudas y cerradas típicas de aquellos años (1989-1993). En adelante serían más esporádicas. En lo que sí discrepo es lo del Chaos AD, no es que sea malo, pero ahí comienza la desnaturalización (no evolución) del sonido de Sepultura.

Saludos

Ignacio Brown dijo...

Buena Cesar. Para mi los Sepulturas de Chaos AD no eran los mismos de sus años con Cogumelo, pero indudablemente, para mi, sus discos maximos fueron Beneath the Remains, Arise y Chaos AD. Los primeros discos fueron basicos, pero inferiores a los que les seguirian a sus discos 'gringos'.

Para mi esa desnaturalizacion de la que hablas comienza con Roots, donde dejan completamente de lado el metal puro y comienzan a trabajar con el productor de Korn y Limp Bizkit.

Bastantes 'para mi's' en este comentario.

César Monterroso dijo...

Ja ja, claro, pero lo que digo no lo hago con ánimo fundamentalista. Yo no soy de los que sacralizan todos los primeros discos y demonizan lo demás. Hay un montón de bandas que en la época clásica del thrash nos brindaron trabajos cuyo mayor mérito es nostálgico y que el retorno moderno ha sido superior. Mi caso paradigmático es At War, cuyas producciones de los 80 son bastante mediocres, quizás empiladoras un poco, pero nada memorable, y sin embargo su retorno de hace unos años con Infidel (en la fenecida Heavy Artillery) es un muy buen disco de thrash con un nivel que en su juventud jamás mostraron. Igual me pasa con clásicos como Destruction, que me ha encantado toda la vida, pero de los que creo que su mejor disco es The Antichrist (2001).
Lo que no me gusta del Chaos AD es que inicia un acercamiento al hardcore, enteramente válido en sí mismo, que yo siento un tanto oportunista (en ese año se creía en la viabilidad comercial de los géneros extremos, luego se rompió el hechizo) que ya no tuvo continuidad como muestra el Roots, otra movida más oportunista aún. Claro que igual los temas del Chaos AD son buenos y enérgicos, pero pierden el nivel de riesgo que tuvo la banda hasta el Arise.
Demasiadas palabras en este comentario.

MetalizeR dijo...

Excelente album de Death Metal italiano! Veo que lo han reeditado este año por su aniversario numero 20.. sera cosa de conseguirlo!