jueves, 25 de octubre de 2012

SATANIC BLOODSPRAYING, At the Mercy of Satan (Hell's Headbangers, 2012)

Tengo que decirlo, los dos yuntas detrás de Satanic Bloodspraying se llevan la torta de fresa al haber escogido los mejores nombres de guerra en la historia del metal satánico; uno se apoda The Animal Pervertor, lo cual me imagino significa que entre ensayos a las pezuñas del Cristo de la Concordia, este pervertidor la pasa muy bien enlazándose en noches fogosas con llamas y vicuñas. El otro, y no se sabe quien toca que instrumento, es un poco mas refinado, o afrancesado diría yo, al machacar música satánica bajo el apodo de The Connoisieur of Death. Así es, 'connoisieur'! Esta es quizás la primera y la ultima vez que un músico satánico se auto-denomina 'connoisieur' de algo. Y luego dicen que los músicos de black metal no tienen sentido del humor.

Similar cuidado parece haber sido prestado al elaborar su música. Esta es simple y directa pero efectiva como un cuchillo filudo al cuello o un estacazo en el corazón. Sorprende una cosa; el sonido semi-pulido. Al provenir de Bolivia uno esperaba algo mas mierdoso, algo de acuerdo a los buenos estándares latino americanos, pero At the Mercy of Satan ha sido definitivamente procesado, purificado y limpiado. Felizmente, el resultado es aun brutal, con un énfasis en las notas altas, con amor al detalle en los platillos y con claridad instrumental.

Oído a la música; al parecer la batería es programada, pero si ese es el caso, este dúo boliviano merece una nominación de la academia por haber logrado un sonido bastante orgánico, un machaqueo que no es tan mecánico como para que este metal suene casi industrial. La velocidad de At the Mercy of Satan es una: rápida. Y los riffs salen disparados de los parlantes como si estuvieran desesperados. La ejecución es suelta, casi como un punk frenético. Las voces están en su punto; gritos agresivos, pero ni muy machos, ni muy fantasmagoricos. Para bien o para mal, este disco me suena tan bien hechecito que me están entrando las dudas de que haya sido creado en Bolivia.

4 comentarios:

César Monterroso dijo...

Hola, creo que el título del enlace poría ser desafortunado. Sueles colocar traducciones castellanas de ellos en otros posts y a veces son graciosos, pero este, La Piedad de los Auquénidos, no me parece apropiado, salvo que me digas que hay algo que lo justifique lírica o musicalmente hablando en el disco. Si no, espero que la razón no sea que la banda es boliviana, pues entonces seguir por esa línea nos llevaría sin lugar a dudas a argumentos racistas basados en visiones y asociaciones peyorativas que están demás.

Ignacio Brown dijo...

Los titulos de los enlaces algunas veces son traducciones sin sentido de algun titulo, otras, como en este caso, son cualquier babosada que se me viene a la mente, quizas ligeramente inspirado por el disco o la banda o la tematica. Si uno quiere encontrar algun argumento racista en ese titulo lo encuentra, si uno se lo toma por lo que es, no creo que se encuentre nada.

Que tiene de racista la frase 'la piedad de los auquenidos'? Si hubiera sido un disco de thrash aleman y el enlace se hubiera llamado 'basura de doberman' tambien argumentarias que ese es un titulo desafortunado?

No hay nada que justifique esa frase, ni lirica ni musicalmente, otra que uno de los miembros se hace llamar The Animal Pervertor, razon por la cual comence a pensar en llamas y vicuñas. La razon es porque la banda es boliviana obviamente, si fueran alemanes entonces obviamente no hubiera escrito 'auquenidos'.

César Monterroso dijo...

Ok, no te enfades, no hice la crítica con mala intención, pero sí me parece un tanto despectivo por un evidente matiz racista (que no depende de los receptores, lo siento). Sabes bien, y no debería ser necesario decirlo, que las palabras no tienen las mismas connotaciones. No es lo mismo ser un "monstruo" en computación que una "bestia" en computación. No es igual ser un doberman (con la connotación de fuerza asociada a ese término) que un auquénido (con el matiz peyorativo que todo peruano y boliviano sabe que tiene). El racismo, como cualquier prejuicio, no tiene que ser conciente ni deliberado para ser lo que es. A veces es más insidioso cuando es asumido como natural en ciertas expresiones o bromas que parecen inocuas. No conozco de alguien que haya sido halagado con una frase como "eres todo un auquénido" mucho menos en Bolivia. Al ser peruano sabes cómo se usa esa palabra acá, (¿así no fue como el papá de Lourdes Flores se refirió a Alejandro Toledo en el 2001? ¿No fue eso lo que llevó a García a la 2da vuelta? ¿fue eso un término neutro, descriptivo, inocuo en el que el racismo dependía de los receptores? sabes las respuestas) No digo nada más sobre el tema, tan solo que a veces ciertas cosas se nos escapan y no nos damos cuenta de ello. Por otro lado, sabes que tu blog es muy bueno y me encanta y recibes las felicitaciones de todos los que verdaderamente amamos la música.

Ignacio Brown dijo...

Claro Cesar, en buena onda. Entiendo exactamente lo que dices, pero como peruano, creo yo que eso mas tiene que ver con los complejos que tenemos los peruanos que con las interpretaciones peyorativas.

Este blog se escribe sin pensar en ser politicamente correcto y cuando hablo de una banda de black metal boliviana, lo ultimo en lo que pienso es en que si los voy a ofender cuando escribo la frase, la piedad de los auquenidos.

Creeme, la frase no tiene nada de racista, aunque se exactamente porque uno lo interpretaria asi.