domingo, 28 de octubre de 2012

WITCHRAFT y GRAVEYARD - Diferentes Derroteros


Un buen amigo a quien no conozco en persona, pero cuya opinión respeto mucho porque somos contemporáneos y además, estoy seguro, compartimos una pasión por los mismos estilos y bandas, me comento después de escuchar dos temas del ultimo disco de Witchcraft, Legend, que era un 'amasijo de mierda'. Entonces me quedo la curiosidad y corrí hacia mi cuenta promocional de la disquera Nuclear Blast. Descargue el disco inmendiatamente y luego de una sola escuchada quede pasmado, postrado sobre mi asiento y decidido; Legend es uno de los mejores discos del 2012. 

Witchcraft es una de mis bandas favoritas. Joder, en mi opinión, Witchcraft es una de las mejores bandas de rock duro de todos los tiempos y punto. Sus tres largas duraciones (el auto-titulado, Firewood y The Alchemist) son en mi opinión inigualables remedos y adoraciones de Pentagram y Black Sabbath registradas para la posteridad. Muchos han imitado a esas bandas, pero Witchcraft son lo únicos que han podido alcanzar el nivel de estas.

La manera en la que esta banda sueca liderada por el genial Magnus Pelander fue capaz de lograr un sonido tan rustico fue materia de discusión y escrutinio desde el día en el que se edito su primer disco en el 2004. Inmediatamente, la gente comenzo a preguntarse que instrumentos y que equipo tocaban, que estudios frecuentaban, quien era el productor de sus discos y hasta que drogas ingerían. Las respuestas eran mas simples que las preguntas.  

Después de haber escuchado Legend varias veces y de haber meditado al respecto, es curioso darse cuenta de que Witchcraft han cambiado. El sonido de antaño ha dado paso a un sonido mas moderno que no tiene mucho espacio para tanta madera vieja. 

Los temas de Legend son mas dinámicos y rápidos y la escritura de estos esta situada en los 90's y no en los 70', como todos los discos que los precedieron. Fue por esa razón, asumo, que mi buen amigo no concordó con lo que había escuchado. Es natural, uno tiene expectativas y estas van de acuerdo a lo que uno conoce. Y si uno ama lo que conoce uno siempre quiere mas de lo mismo. Legend no es mas de lo mismo. 

Witchcraft tienen ahora otro sonido, no 100% en desacuerdo con sus discos anteriores. De hecho aun mantienen esa base bluesera y esa musicalidad soberbia, pero con una alineación que es 3/5 nueva y con Pelander dejando la guitarra para concentrarse exclusivamente en las voces, es difícil esperar los mismos resultados cuando los ingredientes han variado tanto. 

Entonces recordé leer una entrevista con Pelander hace unos años en la cual el musico revelaba su adoración por Tool. El sonido de ambas bandas me pareció opuesto. Mientras Witchcraft miraban al pasado y basaban su arte en lo ya experimentado, Tool han sido desde su principio una banda de vanguardia. Ahora, escuchen bien una banda después de la otra y noten que la producción de Legend es muy similar a la de Tool. La música aun no tiene muchos paralelos, pero mientras gozaba de temas tan increibles como "Flag of Fate" (el solo de este tema es una pequeña obra de arte) y "An Alternative to Freedom" algo me repetia, 'Tool, Tool, Tool'. Ahora que lo pienso bien, Witchcraft nunca sonaran como Tool, pero por pedazos, juro que Pelander suena un poquitin como Maynard James Keenan y no me cabe duda de que la razon por la cual Legend suena como suena es por el amor de Pelander por Tool.

La pregunta aquí es, Pelander ha cometido un error fatal al remontar y modernizar el sonido de Witchcraft? Ha perdido Witchcraft su encanto y su calidad? Por lo que veo, por la recepción y las criticas recibidas hasta el momento, el consenso parece ser que NO. A nadie le importa, quizás solo a mi.

Lo cual me lleva hasta otra punto, el ultimo disco de Graveyard, titulado Lights Out. El representante de la disquera Nuclear Blast acaba de mandarme el paquete digital y apenas lo recibí me quedo la curiosidad y corrí hacia mi cuenta de descargas promocionales para bajarlo. Luego de tres escuchadas quede pasmado, postrado sobre mi asiento y decidido, Lights Out es una decepción colosal.

Graveyard es una de mis bandas favoritas. Sus dos primeros albumes son cátedras en lo que a buen heavy blues se refiere. Es culpa de los mismos Graveyard, con Hisingen Blues se trazaron una meta insuperable para cualquier banda y lamentablemente con este poco inspirado Lights Out lo único que hacen es calcar la misma formula. 

En mi opinión, desde un principio Graveyard sufrieron una suerte tardía. Su increíble debut parecio existir bajo la sombra de Witchcraft. El disco fue además editado en los Estados Unidos a través de Tee Pee, sello sicodelico con mucha menos credibilidad en el ámbito duro que Rise Above (sello de Witchcraft), la disquera de Lee Dorrian, y en Europa a través de Transubstans, un excelente sello por entonces con poco empuje promocional. Enervando mas la situación, el bajista Rickard Edlund y el vocalista Joakim Nilsson, militaron en Norrsken, la efímera banda doom del mismo Magnus Pelander.

Musicalmente y cualitativamente Graveyard no le tienen nada que envidiar a Witchcraft. De hecho, los primeros dos lanzamientos de Graveyard son mucho mas musicales que los tres discos de Witchcraft juntos, con temas tan profundamente blueseros y llenos de alma que se les ha negado la admisión a la base de datos Metal Archives. 

Lights Out por su parte es exactamente lo que Legend no es; la lógica continuación de los discos que la preceden. En cualquier otro caso yo hubiera estado encantado, en puro regocijo de tener otro disco que sigue las deliciosas notas del Hisingen Blues, pero lamentablemente la realidad es otra. Lights Out no es un disco muy inspirado, se preocupa en profundizar el amor de aquellos que ya se ha ganado, se trata de continuar la racha mas no de extender la base de fanáticos.

La formula de Graveyard no se puede negar; es hard rock del fino, sin la grasa y con el sentimiento, es blues para los metaleros de gusto y para los hipsters que saben de rock y pues obviamente, un álbum del calibre de Hisingen Blues es imposible de seguir con un bodrio total. Lights Out tiene sus momentos y mas feeling que 50 años de drama del séptimo arte, pero defrauda porque las melodías son conocidas, porque las notas son las mismas, porque "Seven, Seven" es predecible, porque la balada "Slow Motion Countdown" es "The Siren" pero sin ganas, porque "An Industry of Murder" es "Ain't Fit to Live Here" pero con las pilas bajas, porque "Goliath" no la hemos escuchado pero ya la hemos escuchado y porque "The Suits, The Law & The Uniforms" es el tema menos inspirado que Graveyard han creado. En otras palabras, Lights Out podría ser un disco de temas que no tuvieron la calidad para ser incluidos en Hisingen Blues.

Tenemos acá pues dos increíbles bandas suecas que parten del mismo punto, que adquieren similar adoración de la misma fanáticada pero que en puntos claves de su carrera deciden tomar diferentes derroteros; Witchcraft toman riesgos, apuestan por el cambio, por el progreso, por un sonido mas nuevo, mientras que Graveyard van a lo seguro, prefieren minar el mismo campo y sacarle mas jugo al niche que se habían creado. Ahora, solo quisiera saber que piensa mi buen amigo del disco de Graveyard.

11 comentarios:

Gallo Be Thy Name dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo. El "Legend" es un discazo! Cada que lo escucho, me gusta más, Witchcraft volvió a regalarnos una excelente obra!
Y triste lo de Graveyard... El "Hisingen Blues" es buenísimo, pero este último se quedó muy abajo. Les faltó fuerza, más rudeza... No lo se, pero sí decepcionó. Si fuera otra banda y no existiera el "Hisingen..." quizás lo pasaríamos...
Por cierto, lo mismo con The Sword, no terminó de convencerme...
Saludos!

Ignacio Brown dijo...

He escuchado Legend tantas veces que ya me estoy cansando, pero el disco se lo merece. Lights Out, tiene su gracia, pero se queda corto. Como dices, si hubiera sido grabado por una banda menor estaria bien pero no para Graveyard.

Klaus Diaz Davila dijo...

El de Graveyard no es un disco malo, el problema es que a la banda le falto "cuajar" su propuesta, y , esto definitivamente significa que debieron tomarse más tiempo para darle forma a su siguiente LP, porque es cierto que poco han innovado (y es que suena bastante calcado del anterior). Quién sabe, quizás presión de la disquera, no quiero pensar que los chicos no logrará superar su épico Hisingen Blues (y que esto significaría un estancamiento creativo). El de Witchcraft, sinceramente no me terminó de convencer, claro, no significa que sea malo el asunto, pero...se me hace difícil escuchar tan "moderno" el sonido del disco, es algo meramente subjetivo, pero me resisto a escuchar una banda con una propuesta trabajada en tres discos de manera tan buena, haya virado tanto en un disco.

Ignacio Brown dijo...

Ambos puntos muy validos Klaus. A Graveyard le falto, quizas el disco es apresurado, quien sabe. Es una lastima, porque el dico tiene su gracia, pero no esta al nivel de los dos primeros discos, es flojo.

Lo de Witchcraft es cosa curiosa. Casi suenan como otra banda y parte de mi quisiera que Pelander hubiera editado este disco bajo otro bombre. Me imagino que Pelander sintio como que ya habia hecho todo lo que podia bajo ese sonido viejo. Definitivamente dividira a sus seguidores, aunque creo que Legend tiene un potencial barbaro de explotar mas alla del underground.

Gerhard dijo...

Tu amigo tiene la boca muy grande, te lo digo yo. Me da que tu amigo es el típico fan de Witchcraft que se pasó desde el 2007 imaginando como sería la continuación de "The Alchemist". Una idea preconcebida que fue a más con el EP en solitario de Pelander. Pero llegó Legend y le rompió los esquemas: sonaba moderno, directo y con una producción prístina. Tu amigo es un poco bocazas, y seguro que ahora que lo ha escuchado al completo tendrá otra opinión al respecto. Quizá ahora piense que es un disco increíble, un disco que le dará a estos suecos el reconocimiento que nunca tuvieron, un disco que los dará a conocer a un público más amplio. Yo me identifico mucho con tu colega: es un gran disco, pero no para mí. Que por otra parte, es el disco que le gustaría haber sacado a Graveyard, que después de escuchar tres temas de "Lights Out" ni siquiera me voy a molestar en oírlo al completo: parecen caras B o descartes de "Hisingen Blues". Pero yo también soy un poco bocazas, estimado amigo, así que no me haga usted mucho caso hahah.

Ignacio Brown dijo...

jaja, algo me dices que estas en lo correcto Gerhard.

dunkeleith dijo...

La canción No Angel of Demon es un plagio patatero de Stained Class, y en la canción You Bury Your Head tienen cachos de Black Sabbath. No me he fijado en mas temas pero no me extrañaría que todo el disco esté montado así. Así también hago yo discos "buenos".

Gerhard dijo...

Pues ya estás tardando en mandar un enlace para que disfrutemos de esos maravillosos discos que haces, dunkeleith. En serio.

Ignacio Brown dijo...

Creo que ninguno de los miembros de Witchcraft te diria que su musica es original en cuestion de sonido. Sus influencias son obvias, pero estan lejos del plagio y e ahi la diferencia.

Joder, sus tres primeros discos son magistrales, parami, todo depende de tu gusto, chequen estos videos en vivo
http://www.youtube.com/watch?v=H-UoLrF6-hU&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=QqXFFskp6bY&feature=related

Rafael dijo...

acabo de terminar de escuchar el lights out justo ahorita y si bien no lo he odiado ni me ha parecido un gran saco de mierda si ha sido una decepción, tiene canciones pasables pero no se siente la misma emoción, ni la misma energía del hisingen blues. En verdad el titulo al album le quedo exacto se les apago las luces, se quedaron chicos, estaban deprimidos, cansados, no sé, pero definitivamente les falta esa fuerza, ese empuje que tiene el hisingen.

Ignacio Brown dijo...

100% de acuerdo contigo Rafael.