miércoles, 30 de enero de 2013

SACRIFICE, Pangumbaraning Sukma (UnFlesh, 2005)

Hace unas semanas mientras hacia algo de investigación (difícil de creer pero algunos posts requieres mas trabajo que el simple tipeo de muchas ideas mal cocinadas) para el post de Aluk Todolo leí un par de lineas sobre esta banda de Indonesia. Asumí que su sonido seria mucho mas bizarro de lo que es y asumí eso porque Aluk Todolo han forjado un estilo sino enteramente original al menos alguito peculiar y cuando artistas de tal calibre hablan con reverencia sobre otros artistas pues uno espera que sonicamente exista algún ligamiento.

Pero no hay nada aquí de ese espesor cósmico, de esas ansias de tocar temas imparables, de esa repetición hipnotizante, de esa musicalidad virtuosa e imaginativa que no clama por un vocalista y que pasa desapercibida de modo instrumental.

No, lo que Sacrifice hacen es el polo opuesto, es heavy black metal añejo de alto calibre. Musicalmente hablando los de Java del Este van en plano directo y sin concesiones, se lo toman en serio y apresuran los temas. Suenan casi sudacas pero algo me dice que adoran  los discos viejos de Sigh. Hay poca técnica, pero muchas ganas y harto empuje. Sacrifice quizás están musicalmente estancados en aquella época en la que los metaleros empujaban los limites de la velocidad. Quizás hasta allí los de Aluk Todolo no les vean nada especial.

El impronunciable Pangumbaraning Sukma es metal ortodoxo, así que toma un vocalista con una personalidad única y una imagen que despierta curiosidad para transformar este sonido estandar en algo mas peculiar. El flaco se llama Andhoeng y es en su presentación mas artístico que el resto, por lo general intercambiando los típicos vaqueros y camisetas de grupos por ornamentados atuendos típicos de la región. Lo cual quizás explique el porque sus voces sean tan bizarras. Por lo general Andhoeng suena como una rata desesperada, minimiza su voz y suena pequeño como un mini mamífero atrapado entre un tenedor y un cuchillo y un plato con arroz frito. Naturalmente Andhoeng es un tipo extravagante y versátil y de rato en rato rompe carácter adoptando voces que van mas a la par con las de un ser humano que paga sus impuestos mensualmente. Me imagino que aquí es donde los de Aluk Todolo encuentran la fascinaci
ón.

((El Sacrificio de Tus Oidos))

2 comentarios:

Rafael dijo...

acabo de escucharlos suenan bien pero hubo algo que me hizo cagarme de la risa y fue gloogear imagenes de la banda para ver mejor el estilo del vocalista y encontrarme esto:

http://www4.picturepush.com/photo/a/3123072/img/6-PIECE-BAND/UNIQUE-SACRIFICE-BAND.jpg

Ignacio Brown dijo...

Jaja, si pero bueno, lo que sale aqui es una foto comun y corriente de alguna banda femenina del Asia, aunque quien sabe, quizas los miembros de Sacrifice son todos transgenero.