jueves, 7 de marzo de 2013

DELIRIUM, Zzooouhh (Prophecy, 1990)

Hay bandas mucho peores que copiar que Celtic Frost o Hellhammer y hay muchas maneras peores de hacerlo que como lo hizo el trio holandés Delirium.  Su única obra, el curiosamente titulado ZZooouhh, es prueba fehaciente de que a veces la originalidad importa menos que la fuerza y de que a puje de riffs obsoletos, arreglos medio torpes y vozarrones cacofonicos es totalmente posible dejar un legado con nada de que avergonzarse. 

A lo largo de su corta carrera, Delirium ejecutaron death doom metal con una dinámica minúscula. Felizmente, los holandeses habian escogido a los cáusticos Celtic Frost como mayor influencia y esta era una banda cuyas primeras exploraciones en el rock duro provocarían inicialmente rechazo y eventualmente el adjetivo de ‘deplorable’ y la frase de ‘chupan una grande’ de parte de la critica especializada de la revista Kerrang. 

Pero la percepción del publico para con Celtic Frost no fue la misma que la de la critica y entre sus fanáticos mas acérrimos de la época seguro que podríamos haber encontrado a Mark Honout, vocalista, guitarrista y compositor principal de todas estas rolas. Como guitarrista Honout sabia que no era cuestión de técnica y de que con un mínimo de las notas correctas se podía crear la atmósfera indicada. Osea, si Honout hubiera querido imitar a Malmsteen hubiera estado jodido.

Zzooouhh tiene un trabajo de producción excelente; reproduce la bulla del garaje con harta fidelidad, hace eco en las notas gordas de guitarra con mínimo feedback, deja que los platillos rechinen con cero estridencia y que los tambores exploten como toda buena producción ochentera. Pocas grabaciones de la epoca suenan tan al dia como esta.

Los temas se mueven a velocidad de cachalote, las melodías son agrias y amargas y los arreglos son simples y carecen de inteligencia. La palabra indicada es ‘primitivo’; primitivo al ser concebido y mas primitivo aun al ser ejecutados. La música es seca y cuando los temas exhaustan sus ritmos, dan paso a arreglos que son cada vez mas austeros. 

1990 era buena época para el estilo; tan solo dos años atrás Celtic Frost habian editado una bazofia llamada Cold Lake y Delirium podían vanagloriarse de ser mejores que ellos. 

5 comentarios:

César Monterroso dijo...

Una de las virtudes (tienen mucho más de una)de tus reseñas es que provocan escuchar el disco del que hablan. Este es un caso claro; no he escuchado el grupo, pero lo voy a hacer. Gracias. Esto me hace recordar una vez que "conversábamos" por medio de estos comentarios, creo que fue a partir del None Shall Defy de Infernäl Mäjesty, sobre el valor de la originalidad en el arte y en la música en particular, y allí defendí una idea parecida a la que sostienes acá. Un detalle, exhaustar no es verbo, solo adjetivo. Alguien puede estar exhausto, pero no puede exhaustar nada, el término indicado podría ser "fatigar" (los temas fatigan sus ritmos), que sí es verbo.
Saludos.

Ignacio Brown dijo...

Cesar,

ojala te guste el disco.

justo cuando escribi el primer parrafo recorde nuestro intercambio sobre las virtudes de la originalidad. jaja, creo que en estas reseñas lo que expongo son muchas veces ideas fugaces que pasan por mi cabeza cuando escucho el disco en cuestion, ideas provocadas por la musica, no necesariamente ideas en las que creo a capa y espada. las reseñas son a veces una reaccion en las que se toma una posicion concisa, no absoluta. el primer objetivo de mis reseñas es dar la opinion sobre si es malo o bueno, y el segundo es informar y el tercero , ojala, provocar una reaccion o dialogo. Esparcir ideas personales por lo general no es parte de la ecuacion.

Dicho eso, aun creo que la originalidad es algo muy importante, de hecho mas importante que sonar como Hellhammer.

gracias por la correccion gramatical, era consciente del error mientras escribia este post y puse esa palabra a modo de 'placeholder', luego me olvide de suplantarlo. quizas, verbo o sustantivo (verbo, ya se), ese uso se entiende perfectamente en el contexto de la oracion. Sobre si los temas 'exhaustan' o 'fatigan' sus ritmos, mmmhh, no se, creo que estamos hablando exactamente de lo mismo.

algo mas, antes de que se te pasen las ganas de jugar al profesor de lenguaje, a ver si te corrijes las docenas de faltas ortograficas que se encuentran en tu blog. :-) (carita feliz)

Saludos

César Monterroso dijo...

Enteramente de acuerdo con lo de la postura contextual, ideas que uno defiende en ciertos momentos y con respecto de ciertos casos y no ideas en general como principios universales (quedan pocas de esas). No creo que alguien sensato piense que la originalidad no es importante, solo que no siempre es lo más importante, como se ve en muchos casos hoy y también en el periodo clásico del metal. En un post tuyo anterior, sobre Void Moon, justamente lamentabas esa pérdida y el futuro oscuro que nos esperaba. Hasta cierto punto es así en un género ya establecido como el metal en todas sus formas clásicas, no es mucho lo que nos queda por esperar en originalidad; además, con las olas de bandas que vienen casi cada año una tras otra. Pero esa es la batalla del arte. Espero que cada cierto tiempo surja en el campo del metal algún verdadero genio creativo que cambie cosas. Eso pasa en géneros más antiguos como el jazz o el blues, lo esencial ya está hecho y sin embargo en cada década es posible encontrar algo novedoso, solo que la novedad tiende a aparecer con más distancia o muy paulatinamente.
Por otro lado, creo que no es posible dar una idea sobre si algo es bueno o malo sin al hacerlo esparcir una idea personal. Creo que eso es parte de todo diálogo y es necesario reconocerlo, no veo en ello nada malo, así es como formamos posturas (algo tan necesario en el arte y la música). Me parece genial cuando expones tus puntos de vista, usualmente de forma muy ilustrativa y harto elocuente, eso hace que uno también tome postura, (a favor o en contra, eso hasta pasa a segundo plano), la idea que expresaste ya se esparció, y qué bueno (Las ideas propias también se esparcen en las posturas contrarias que les atacan)
Me gusta que tu blog exista, es una bocanada de aire fresco en un medio que se anquilosa cada vez más.

Saludos

César Monterroso dijo...

Perdon, la banda de la que hablabas y a la que me refiero es The Wandering Midget, no Void Moon; es que justamente estaba escuchando su último disco y lo ponderaban como lo máximo, y la verdad no pasa nada.

Ignacio Brown dijo...

Muy buena Cesar.

A mi Void Moon tambien me dajeron frio.