martes, 26 de marzo de 2013

ENTRAPMENT, Crawling Morbidity (Demo, 2011)

Por la pinta uno facilmente podría deducir que este demo es una soberana mamada de pene a los viejos días de la escuela de la muerte sueca de los 90’s. Y quizás así sea en intención; ese logo es demasiado, una profesional y modernizada versión del distinguido logo que representa a Dismember. La pregunta es, ¿es este el caso en ejecucion? ¿Acaso suena Entrapment como un derivado y nada mas? ¿Es Michel Jonker, el único hombre detrás de todos los instrumentos en este demo, un mero copión que se la sabe de paporreta? 

Escuchando este demo a fondo, viviseccionando sus arreglos uno encuentra un factor extra: la descarada influencia punk. No hace falta ser un conocedor para darse cuenta de que la marcha D beat debió al menos en alguito influenciar el death metal sueco del ’89-‘92, pero si así fue en todos los casos resaltantes (Dismember, Entombed, Unleashed, etc) es poco probable. Algunos hasta discutiran que la influencia era cuestión de actitud y emprendimiento mas no de sonido. Ciertamente uno escucha The Left Hand Path y no se le viene a la mente el Hear Nothing, See Nothing, Say Nothing. Asi que a buen entendedor poco death metal. 

Por su lado, Entrapment suena mas como una declaracion de estado que como un disco tributo. El tema titulo “Crawling Morbidity” ciertamente tiene una agilidad ritmica que es casi puramente D Beat. Honker arrecia como apurado con un martillante ritmo y una incansable marcha. Tres cuartos adentro y el enfermizo riffeo de Senneback y Blomqvist se deja sentir, si tan solo por unos segundos. Hasta aqui Entrapment es tres cuartos punk. 

Los otros dos cortes, “Carnal Fears” y “Mass Obliteration”, no son híbridos. Suenan como una rejuvenecida y mucho mas fortachona y ágil versión del death metal sueco. Los riffs carecen de la viscosidad requerida, pero lo que pierden en atmósfera lo compensan con una energía bestial y unos ganchos rara vez escuchados en el estilo. El primero invita al pogo con una velocidad establecida y constante y el ultimo es tan ambicioso y expansivo como su titulo, comienza laberíntico solo para agonizar durante un minuto y súbitamente reintroducirnos a la marcha apurada de Entrapment. 

Es una grabación muy corta y quizás por eso mismo magistral. Jonker merece un premio al haberlo hecho todo solo. Aquí no sobra ni un segundo. 

2 comentarios:

ChinoDavid dijo...

porque no haces una review del nuevo disco de tribulation haber que opinas tu??? para mi es el segundo mejor disco que he escuchado este 2013, claro esta cuestion de gustos.

Saludos desde Guayaquil-Ecuador

Ignacio Brown dijo...

Me leiste la mente Chino, ese es el que viene, quizas esta noche. ambicioso el disco....