martes, 14 de mayo de 2013

Entrevista con la Banda Doom Noruega DEVIL – ‘Somos Mamones y el Amor es Para los Mamones’

Sorpresa: Noruega no solo produce black metal. Entre su población de greñudos también podemos encontrar a un humilde quinteto doom que funciona bajo el simple pero muy emotivo nombre de Devil.

Devil acaban de editar su segundo larga duración y se titula Gather the Sinners. La grabación continua en la pegajosa tradición del memorable debut Time to Repent y del demo Magister Mundi Xum. Es música rustica y elemental, con técnica mínima pero con harto sentimiento. Precisamente la clase de música que más me gusta. Por eso y como conmemorando los tres años de rotación continua del gran tema “Time to Repent” por estos lares, decidí contactarme con Devil. Al otro lado del hilo y respondiendo con ganas encontramos al bonachón Stian Fossum. 


DI – Primero que nada, ¿qué tal si nos das una breve introducción a los miembros de la banda? 

Claro que sí, nos conocemos desde hace mucho tiempo y hemos sido amigos por años. Algunos crecimos juntos. Ronny (Ostli, bateria) y Thomas (Ljosak, bajo) tocan en la banda de thrash metal Vesen y yo (Stian Fossum, guitarra) y Kai (Wanderas, guitarra) tocábamos juntos en Rikets Crust, una banda de crust de Oslo que no duro mucho tiempo. Cuando todos nos mudamos al campo decidimos tocar juntos. Primero Ronny y yo, y luego el resto se unieron. Joakim nunca había estado en una banda antes de Devil, pero el resto hemos sido parte de docenas de bandas y proyectos. Estamos poniéndonos viejos, sabes, y hemos perdido mucho tiempo. Mi primera banda fue en el ’88. Se llamaba Awful Shit y se volvieron muy buenos luego de que yo saliera de ella, jajá. También he tocado guitarra en Faustcoven pero con todo lo que está sucediendo con Devil ahora y con Gunnar (Hansen vocalista de Faustcoven) que quiere promover el nuevo álbum de Faustcoven hemos decidido que es tiempo de que me reemplace. Así que mi enfoque es Devil. El historial de Ronny incluye entre otras bandas a Hellish Orchestra y Smile Carved Sour y Kai ha estado en un millón de bandas de estudio y también tiene su propio proyecto llamado Europhiend. Thomas a estado ayudando a muchas bandas y también tiene un proyecto solista que toca desde pop melancólico hasta black metal. Así que como ves somos un grupo bastante diverso. 

DI – Todo el mundo conoce a Noruega por su escena black metal y la gente se imagina que hay cientos de bandas de ese estilo. ¿Cómo está la escena musical en estos momentos? 

Noruega absolutamente tiene una gran escena y la gente se junta sin importar si uno es miembro de Kvelertak, Tristania o Darkthrone. En un país tan pequeño que uno siempre termina conociendo a todo el mundo. Pero musicalmente hay algunos parámetros. Nunca verías a la gente de Darkthrone contribuyendo a un disco de Dimmu Borgir, aunque la gente si se puede sentar en la misma mesa y beber cerveza juntos. Actualmente la escena black metal es bastante potente y es encabezada por la gente de la escena de Nidrosian. Te aseguro que también hay bandas hasta el culo. Siempre las ha habido y siempre las habrá. 

DI - ¿Existe en Noruega una escena doom? 

En lo que se refiere al doom metal, la escena es pequeña pero el porcentaje de bandas buenas es alto. Tombstones, Summit, High Priest of Saturn, Resonaut por nombrarte algunas. Una de mis bandas favoritas no es tan doom que digamos, tocan hard rock setentero a la Cactus y Buffalo y se llaman Brutus. Los metaleros no les prestan mucha atención pero son excelentes. Lonely Kamel es otra banda buena, pero claro tampoco es una banda doom, tienen un sonido más retro. 

DI – Conocí a Devil a través del demo Magister Mundi Xum y me impacto su peculiar sonido. Me pareció muy simple y visceral, muy básico. ¿Cuándo formaron la banda, que tenían en mente?

Queríamos hacer algo que suene viejo y pesado, sabes. Un poquito de Sabbath, un poquito de NWOBHM y un poco de Pentagram, estos últimos creo que fueron nuestra influencia más grande. En lo que se refiere al mensaje y a la temática, creo que hemos comprobado que te puedes cagar de la risa de aquí hasta el infierno. El diablo tiene toda la buena música y también se divierte mucho. Nadie tiene derechos de autor sobre la diversión, sabes, y mezclar el horror, las brujas, el doom y la diversión no es imposible. En lo que se refiere al sonido, yo diría que lo único que tienes que ser es sincero contigo mismo. Puedes creer que obtendrás un sonido antiguo con un transistor nuevo que has visto en una fotografía de Children of Bodom pero la verdad es que eso es imposible. Si quieres jugar futbol, no vengas a la cancha con patines. Es tan simple como eso. 

DI – Su primer álbum Time to Repent me sorprendió porque preservaba el sonido del demo. La mayoría de bandas tienden a cambiar un poco, evolución le llaman algunos ingenuos, pero ustedes optaron por seguir curtiendo el mismo sonido. ¿Qué tan consciente fue esto? 

La próxima vez quizás cambiemos un poco. Soy un gran fan de romper los esquemas antes de que se conviertan en rutinas o hábitos, porque eso hace que todo sea predecible. Pocas bandas han podido tener éxito sin cambiar su fórmula; Motorhead y Maiden son ejemplos de la excepción a la regla. Nunca decidimos que queríamos sonar tan mal como en el demo pero si sabíamos que queríamos sonar clásicos. Puedes hacer eso y obtener una producción bastante limpia a la vez. Si escuchas a bandas como Orchid o In Solitude te darás cuenta de que es posible. En lo que se refiere a nuestra identidad creo que nunca nos vamos a apartar de un sonido que es el sucesor natural de nuestra última grabación. La identidad, yo creo, está en el impacto que nuestra música tiene en la audiencia. 

DI – El disco nuevo Gather the Sinners está muy bueno. Tiene un sonido muy cálido. ¿Cuéntanos algo sobre la grabación. 

Fue producido por la banda y Bjarte Rolland de Kvelertak. La gente de Kvelertak han sido fans de la banda por un buen tiempo así que Bjarte sabía exactamente lo que nosotros queríamos en cuanto a sonido. Y nosotros sabíamos que el sabia, así que lo dejamos hacer lo que quisiera. Usamos el mismo equipo de antes, todo viejo; Gibson, Orange, Laney, Rickenbacker, etc, etc. Como te dije antes; si quieres sonar clásico tienes que tocar clásico.

DI – ¿Que tan contentos están con Gather the Sinners. ¿Suena como tenían en mente?

Estamos muy contentos. Es un gran sucesor a Time to Repent y encaja con nuestras grabaciones anteriores. La composición es un proceso que nunca se detiene en Devil y siempre estamos trabajando en material nuevo. La única diferencia esta vez fue que pasamos más tiempo ensayando. En un principio la banda se movió tan rápido que ni siquiera tuvimos tiempo de cuajar bien. Hemos cambiado eso, así que ahora bebemos cerveza mientras ensayamos y eso conlleva al jamming. Jamming es una gran parte de este álbum, mucho más que en los anteriores, sobre todo en lo que se refiere a los riffs y a las estructuras de las canciones. Temáticamente es lo mismo que siempre hemos hecho; historias viejas, lugares embrujados, brujas y el tema ocasional sobre el amor perdido o el amor que espera ser encontrado. Somos mamones, sabes, y el amor es para los mamones. 

DI – Hay una canción acústica muy bonita titulada “Lead Me Astray”. ¿Cuéntanos algo al respecto? 

Esa canción, en toda su timidez, creo que tiene más historia que el resto. La hemos tenido por años y Thomas la grabo una vez. Hace un tiempo el director noruego Robert Ronning quería música para un cortometraje que estaba dirigiendo. Thomas y yo trabajamos en una idea y creamos un tema llamado “Velvet Rust”. Como sonaba tan diferente le cambiamos el nombre. A Robert no le gusto el tema pero luego de que escuchara una versión del demo de “Lead Me Astray” le encanto. Como iba a ser incluida en una película la regrabamos en una versión más limpia y se la presentamos. Robert prefirió la versión del demo y esa es la que uso en la película. Luego decidimos añadirla al álbum porque la gente la estaba pidiendo luego de ver la película y porque rompe el flujo en el álbum. No tenemos reglas en Devil, con tal de que nos guste a todos no nos preocupa. Así que la versión del álbum es la versión grabada para el film y la versión que aparece en el film es la versión del demo. Si quieres ver la película está en YouTube. 

DI – El álbum se titula Gather the Sinners. Buen título. Cuando lo leí por primera vez pensé en todos nosotros los amantes de esta música, somos unos pecadores pues amamos lo blasfemo y nos juntamos para disfrutar música como esta. ¿Porque escogieron ese título?

La única mención a ese título es en una canción y la añadimos cuando estábamos terminando de grabar el disco. Hay varias razones por las cuales escogimos ese título; primero, suena como una buena secuela a Time to Repent, además de que tiene ciertas evocaciones espeluznantes y bíblicas. Es algo así como los títulos que bandas como Witchfinder General solían usar en sus discos. Es una mezcla del bien y del mal y uno nunca sabe si al leer ese título uno es un pecador o no. Por supuesto, todos en la banda nos consideramos pecadores. 

DI – El subgénero del doom y el metal en general está en un gran momento. La movida nunca ha sido tan grande. ¿Cuál es tu opinión acerca de la escena mundial y de Noruega? 

Hablo de Europa, porque Noruega solo tiene a Devil en lo que se refiere al doom rock, la razón por la que el doom está en tan buen momento es porque la música se mueve en ciclos de 20 años. Si piensas en el principio de los 70’s y el principio de los 90’s, ahora vivimos tendencias similares. Hace 20 años teníamos el grunge. Yo no diría que sonamos como Alice in Chains pero esas bandas fueron muy influenciadas por Sabbath y Zeppelin. La razón por la cual hay tantas bandas buenas en estos momentos es porque internet te deja escoger la música que quieres escuchar. Ya no tienes que dejar que los sellos discográficos dicten lo que compras. Ahora tu les puedes decir que banda fichar porque un demo ahora es un lanzamiento a nivel mundial. Y con el nuevo disco de Ghost acaparando reseñas positivas yo creo que esta ola aun no llega a su punto máximo. El mundo recién se está enterando sobre el lado oscuro del rock and roll. 

DI – La banda es extremadamente activa en Facebook. ¿Cuál es tu punto de vista sobre esta era digital?

Usamos Facebook porque nos gusta interactuar con nuestros amigos. La única diferencia entre nosotros y los demás fanáticos del metal es que nosotros tocamos en Devil. Vamos a ferias de discos, festivales, tiendas de discos usados, conciertos y pubs tanto como podemos, así que nos encanta hablar de música y nos encanta apoyar a buenas bandas y eso es lo que hacemos en Facebook. Sabes, cuando la gente nos dice, ‘muchas gracias por haberme introducido a Year of the Goat, son increíbles’, me siento tan bien como si estuviesen hablando de Devil. El heavy metal es un estilo de vida. No es algo que sacas del closet los fines de semana. 

DI – ¿Y qué piensan de las descargas de música en internet? 

No me molestan las descargas. Lo malo de las descargas de música es que son ilegales. Al final del día nosotros también necesitamos dinero, pero nosotros no queremos el dinero de gente a la que no le gusta Devil. ¿Porque mierda querríamos eso? En un mundo ideal, la música podría ser descargada y todos los que la disfrutan pagarían para retenerla. Yo no descargo música pero uso muchísimo servicios como Spotify, YouTube, Bandcamp, Soundcloud y otros. 

DI – Para terminarla, por favor lista algunos de tus discos favoritos.

Esto es como escoger tu hijo favorito pero bueno, vamos. Solo discos de metal, uno por banda y en ningún orden en particular: Candlemass – Nightfall, Bathory – Under the Sign of the Black Mark, Kiss – Music From the Elder, Metallica – Ride the Lightning, Slayer – Reign in Blood, Black Sabbath – Vol. 4. Y lo que estoy escuchando estos días: Year of the Goat – Angels Necropolis, Upwards of Endtime – Sadly Never Fore, Black Sabbath – Vol. 4.

DI – Últimas palabras… 

Muchas gracias por el interés en Devil y por las preguntas. Y a todos tus lectores; ojala que nos encontremos en algún bar!

1 comentario:

B.N.Fanzine dijo...

excelente entrevista a mi esta banda me gustó mucho....