viernes, 21 de junio de 2013

CONVENT GUILT, Auto-Titulado (Abysmal Sounds, 2012)

Convent Guilt es donde ex-miembros de Shackles se juntan para emborracharse y rendir tributo a los sonidos que los pillaron por los testículos; ochentoso guitarreo de mucha marcha, harmónicos solos fluidos, solida pero imprecisa base rítmica y voces que cuajan a medias.

El resultado es este demo auto-titulado; memorable y si tan solo no muy sobresaliente. Osea, tiene su encanto pues retiene un aparente descuido sonoro que no se observa en la hornada contemporánea de virtuosos que viven en constante estado de mamada vergaria hacia Judas Priest y Merciful Fate.

Los culpables son Dario, Matt e Ian; tres cuartas partes de aquellos deathrasheros Shackles y quienes pasaran con poca pena y un poquito de gloria por las oficinas de Hell's Headbangers gracias a su único larga duración Traitor's Gate y quienes seguramente no son los primeros chicos extremos en echarle una mano a la onda clásica y tampoco serán los últimos.

No se como ni porque pero vivimos épocas prolijas en las que todos los suecos, alemanes, canadienses y australianos parecen tener suficiente tiempo y creatividad como para montarse tres o cuatro bandas de tres o cuatro estilos diferentes. Lo que sorprende mas es el nivel de calidad de estas; por lo general de regularona pero pasable a excelente y con una inusual cuota bajísima de bandas pésimas que deberían de implosionar antes de desgraciarnos con su música. Convent Guilt se sitúan en el medio de esa escala positiva; con cuatro entretenídisimos temas que liricamente le dan a la iglesia debajo de la ingle y que musicalmente se sitúan veinticinco años atrás.

"Convent Guilt" es el perfecto comienzo que parece balancear heavy metal clásico con un ritmo rocanrolero. Como toda buena rola tiene un coro memorable que es descargado con mas actitud que técnica vocal y es reforzado con un par de jugosos punteos. El vocalista Ian Belshaw no es precisamente un natural del micrófono pero su voz tiene carácter y eso es lo que cuenta. Su timbre requiere que el que la escucha no sea muy exigente pues por partes las silabas parecen desentonar. Esto es obvio a lo largo de "Bailed Up" donde Belshaw suena como si estuviera con las pilas bajas. Aun así, el tema pega duro y los dos que los siguen son igual de contundentes; "No Dawn in Lucifer's Light" que se abre de a pocos con un intro acústico y que se consolida a medio tiempo y "Killer Virgins" con otra combinacion doble de guitarras y coros que se pegan como chicle.

((Los Pederastas))

3 comentarios:

Paul Grinder dijo...

Estoy escuchandolo, suenan bien, no se por que me hizo acordar a los gringos de Midnight pero sin esa voz garrasposa, lo escuchare de nuevo, es pegajoso este jebi metal

ChinoDavid dijo...

mmmm me hizo recordar inmediatamente un nombre DARK THRONE en sus ultimas aventuras...

Ignacio Brown dijo...

ese nuevo de darkthrone fue una grata sorpresa, lo mejor que le escuche a ese par en esta decada...