lunes, 19 de agosto de 2013

CORREO INAUDITO = Remitentes Legendarios #2

Uno o dos recordaran que en Abril del 2012 compre un disco de Trouble en eBay y la sorpresa fue mía cuando el remitente era un local llamado Terry Butler. Claro que podría ser un homónimo del legendario bajista de Massacre y Death pero ¿cuales son las chances de que existan dos tipos con el mismo nombre, viviendo en la misma localidad y con el mismo gusto por el metal? 

OK, todo es posible pero ese día no perdí la ocasión, tome una foto y me sirvió de contenido. Hoy me di con una sorpresa similar aunque el remitente no sea del gusto de su servidor. 

La semana pasada compre unos cuantos discos baratos en Amazon, uno de ellos fue Hatred and Disgust, el único larga duración de la banda death doom de New York Sorrow. Lo recibí por correo esta tarde y por alguna razón me fije en el remitente. Como pueden claramente leer aquí dice, 'Stevie Rachelle of Tuff'. A algunos, los que tienen buen gusto, este nombre no les sonara a nada mientras que a otros, aquellos quizás ya adentrados en sus treintas y cuarentas y de gustos musicales dudosos, ese nombre les sonara familiar pues Tuff fueron una de esas insufribles bandas glam que siempre se rumoreo explotarían y alcanzarían el nivel de Poison o Warrant pero que al final del día nunca pasaron de ser un grupete mediocre mas que aspiraba a sonar en la radio y a estar en constante rotación en MTV. 

Lo que me soprende de esto es que un músico del estilo de Rachelle tenga o haya tenido interés en este estilo de música. Quizás estamos pasando juicio demasiado rápido y muchos de esos poseros acabronados que polucionaban las mentes de los mas débiles no sean después de todo unos simples 'wanna be's', sino que hasta tengan mas en común con nosotros de lo que creemos.

8 comentarios:

César Monterroso dijo...

Querido Ignacio, yo creo que eres un tipo inteligente. Nos puede o no gustar el glam, pero es evidente que pensar que los que integraron dicha movida eran unos poseros o unos wannabes es evidentemente un prejuicio que no haya verdadera base en la realidad. Contra el glam y el hard rock hubo mucho prejuicio adolescente. Cabría preguntarnos si no hay igual o mayores dosis de inautenticidad y arribismo mediático en gran parte del black, en mi opinión, con frecuencia más ridículo que la mayor parte de los glammers, o si al final visto a la distancia, gran parte del glam no mostró más coherencia con su estilo al que la mayor parte siguió fiel pese a los malos tiempos que corrieron contra ellos en los 90, que los abanderados de la autenticidad metálica, como justamente Metallica y otros que conoces y que se adaptaron servilmente a un mercado solo para seguir siendo exitosos (algo que habían proclamado que no harían y que supuestamente los distinguía del glam/hard rock). Yo creo que en el glam hay tanto talento y mediocridad como en cualquier otro estilo, y que la falta de coherencia y la inautenticidad la podemos ver con igual o mayor énfasis en muchos de los estilos más "trues" del metal. Definitivamente no debe sorprendernos que a los integrantes de Tuff les guste el doom (o el death metal, como le gustaban a los integrantes de Dangerous Toys; los glammers siempre se mostraron más abiertos a otras corrientes que los thrashers o los deahtbangers, a menudo intolerantes) como no debería sorpendernos que a una mujer le interese estudiar Ingeniería de Minas o que le disguste las películas románticas, ni tampoco que a un afroamericano no le vaya ni el hip hop ni el basket, sino el heavy metal y el soccer. Todo eso lo vería un poco atípico, pero no debería sorprendernos. En el caso que pones, hasta creo que es normal que a esos músicos les guste el doom, por sus cercanía al rock de los 70, fuente de la que bebió también el glam, aunque en otra vertiente. Te recomiendo el disco que ha sacado Tom Keifer. No porque te vaya a gustar sino para lo oigas con un poco de objetividad y evalúes si más allá de los gustos es bueno o no. Hay muchos discos buenos que a mí no me gustan, pero los oigo buenos, en su estilo. Saludos, interesante nota, también recuerdo la que pusiste la vez pasada sobre la posibilidad de que fuese Terry Butler; es muy probable.

Ignacio Brown dijo...

Querido Cesar, es que acaso no haz visto el documental de Penelope Spheeris Decline of the Western Civilization, Part II? Si tienes alguna duda de que este subgénero pertenecia a los wannabes y a los poseros pues después de un vistazo a ese video no te quedara ninguna. Es difícil encontrar gente tan monga concentrada en un solo genero.

Es cuestión de gustos, lo se, pero hay generos y hay subgéneros y el glam es en mi opinión de lo peorcito junto al black metal sinfónico y el metalcore, salvo claro ciertas excepciones, que el rock en general nos pudo dar. La diferencia quizás entres estos subgéneros mencionados esta en que en el glam de los 80’s lo que menos importaba era la música y lo que mas te acercaba al éxito era tener pinta de puta de carretera. Toma a Poison por ejemplo? Sin lugar a dudas una de las peores bandas de rock de la historia y en toda su carrera nunca pudieron escribir un tema decente, aun asi, fueron de lo mas grande que este genero pudo ofrecer. O escucha a Trixter y su disco que vendio unos cuantos millones? Escusame mientras vomito en el tacho este que tengo al lado… o Tuff, en este caso?

Lo cual no quiere decir que yo nunca haya escuchado a alguna de estas bandas. Cuando era un mocoso inocente a mi me gustaba Skid Row, Cinderella, D.A.D., algo de Electric Boys pero por sobre todo L.A.Guns y su disco Hollywood Vampires. Todo lo demás, o casi todo lo demás me parecía y me parece una caca atroz que felizmente fue aniquilada por Cobain y sus amigos. Salvo contadas excepciones la mayoría de estas bandas ya no me gustan, del mismo modo que Parchis ya no me gusta y Parchis fue quizás MI primer grupo favorito.

Yo creo que los prejuicios contra este genero son justificables si se analiza lo que ese genero tenia que ofrecer. Muy poca buena música y demasiada pose y labios pintados. La gran parte de discos editados durante sus mejores dias hoy suenan como parodias. Inautenticidad en otros generos si hay, pero no creo que en mayor proporcion a la que había en este seudo glam. Recuerdas que les paso a todos estos músicos en los 90’s? la mayoria o renunciaron y se fueron a trabajar a Burger King o se cambiaron de ropa y se pusieron a la moda. Que te dice eso?

Siempre hay excepciones y aunque nunca fui un gran fan, Cinderella por ejemplo, si se distinguían por tener cierta substancia. Escuche algo del disco de keifer hace un par de semanas y estaba bien, no es mi onda y yo ni siquiera lo incluiría como lo que se conocía como glam pero bueno este tio siempre se distinguio por ser mas un country boy que otra cosa.

metalorcho dijo...

todos los glams son unos posers de mierda!!!!!! jazjazjzajazjazjazjzjaa

César Monterroso dijo...

Quizás no estamos hablando de lo mismo. Lo que digo es que no debe sorprendernos que a los músicos del glam les guste algo como el doom. Sorprendernos por ello, sería absurdo, pues no veo razón para que no les guste. Son músicos aunque no nos guste su música.

Por otro lado, creo que cuando hablamos de glam tienes en tu mente a otro conjunto de bandas diferente del que yo tengo, al menos en parte. No es cierto que Poison sea lo más grande que el glam pudo dar (salvo que te refieras solo a ventas, pero creo que eso es irrelevante), y estoy de acuerdo en que no hay casi nada rescatable en Poison, todo es muy blandengue. De manera muy retórica (eres muy bueno en retórica, es un elogio, porsiaca) empleas ejemplos esperpénticos para caricaturizar mi postura (como el de el documental ese, que tiene como solitaria virtud ser el primero sobre el metal, además de tener escenas fraudulentas armadas por la directora para darle impacto, como la de Ozzy). Cuando hablo de glam, en primer lugar me refiero a Hanoi Rock, cuyo Self Destruction Blues es un disco notable y menciono solo ese álbum como ejemplo. Hablo de Black N' Blue, de Icon, y claro hablo de lo mejor que brindó el glam (si es que es posible hacer esas simplificaciones del mejor, el peor, el más guapo, etc) que fue Ratt y que pudo dar un disco como Detonator al final del periodo clásico. Hablo de Autograph, Night Ranger, Vinnie Vincent Invasion, Tora Tora, Dogs D'amour y claro L.A. Guns sobre todo los primeros discos (aunque eso ya nos lleva al sleazy, que tiene cierta entidad propia diferenciable), también de Cinderella, que era incluido sin problemas en el glam en ese entonces, aunque concuerdo que ellos tienen un ascendiente particular más tirado al electric blues.

De repente no son las bandas que mencionas, pero que hicieron buenos trabajos musicales, que crearon una sensibilidad particular, que no necesariamente era complaciente con los gustos de la mayoría. Por otro lado, no veo a qué viene la mención de Parchis, ¿otra forma de llevar al ridículo lo que digo?, a mí también me gustó Parchís y tuve hasta tres vinilos de ellos, (mi favorito era Parchís contra el inventor invisible, vi la película) cuando tenía ocho años, pero querer comparar ese trabajo con el de las bandas de glam, es absurdo, un exceso de hipérbole (asu, eso sí que es excesivo).

Me preguntas qué me dice que en los 90 algunos músicos de glam hallan tenido que trabajar en Burger King, lo que me dice es que la vida es dura cuando la fama te abandona y que de verdad la pasaron mal porque nadie quería oír su música ¿es eso un defecto? No. Cuando pasó al tiempo y las cosas cambiaron, la mayoría pudo retomar su carrera. O sea como mucha gente que pasa una mala época y luego la supera. No puedo aceptar que eso se tome como algo descalificador. Por los avatares del destino tú o yo podríamos llegar a realizar labores así (o peores) y eso no descalificaría lo que hallamos hecho antes.

Y finalmente, mira lo quen dice el comentario anterior. Qué inteligente, ¿no?

Ignacio Brown dijo...

No intento ridiculizar tu postura Cesar, pero si me parece algo comico que te tomes tan en serio un comentario desdeñoso sobre la movida 'glam' cuando ya conoces mi estilo.

Por otro lado creo que no tenemos en mente a grupos tan diferentes cuando hablamos de glam. Pero es claro que no nos gustan muchos de los mismos grupos. Cabe decir el Bangkok Shocks de Hanoi Rocks estuvo en constante rotacion por aqui hace muchos años, pero la distancia entre ese disco y lo que se conoce popularmente como 'glam' es de años luz, ese es un clasico que para mi poco tiene que ver con el glam que todo el mundo conoceria despues. Hanoi Rocks parecian putas de carretera pero tocaban bien y Michael Monroe era un androgeno con talento, de eso no hay dudas. Night Ranger, mmmhh, esos si era una mierda, es mi opinion claro y Autograph no se quedaban atras, y luego estan Firehouse, Bang Tango y un largo etcetera...

Mencione el documental por una razon; la gente que aparece, aparte de las estrellas, eran todos unos wannabe's desesperados. Cuando tu comparas a gente como esa con los que contiene una movida como la de death metal no estas notando una gran diferencia; podria acaso haber un documental sobre el death metal en el que los wannabe's aparecen vestidos con polos de Nihilist y asegurandonos que seran ricos y famosos algun dia? La respuesta obvia es No. El death metal no es un genero tan masivo como otros, por eso la gente que esta en la movida es mas autentica, ese genero no paga, es mas dificil de digerir, es una especie de hobbie eterno, lo cual generalmente requiere autenticidad. El glam por su parte iba mas alla de lo comercial, esas eran bandas armadas con un solo proposito y ese por lo general no era hacer buena musica, todos esos daban su brazo a torcer por un sueldo. Dejemos en claro, hay excepciones.

Lo de Burger King lo decia de lado, pero me referia mas que nada a que una vez que esa gente glam' se dieron cuenta que no habria fama ni dinero la mayoria renunciaron a la musica por completo. Esperas eso del death metal? No, porque nadie entra a ese genero con esas expectativas absurdas, la mayoria d eesa gente entra ahi por la musica.

Y lo de Parchis lo mencionaba por si acaso, ya sabes, mucha gente dice 'antes me gustaba eso y ya no', y la gente lo cuestiona como si uno no cambiara. Asi veo a la mayoria de bandas glam, su musica no ha sobrevivido el paso del tiempo y a la maduracion de la gente, igual que la de Parchis. A eso lo unico que diria es 'death to Michael Wagener'...todos los discos producidos por ese albino suenan hoy de la verga.

saludos

César Monterroso dijo...

La comparación con el death metal es muy pertinente, porque nos permite ver qué le podemos exigir a un género y qué no. No tiene sentido esperar que el glam de los 80 sea el death o el black. El glam es el glam. La idea de convertirse en un rockstar forma parte del ethos de ese movimiento. No se puede esperar que no lo deseen y por cierto nada de malo le veo a que deseen ello; si me pongo a pensar, los músicos de rock de los 60 y 70 en muchos o casi todos los casos también deseaban ser estrellas. Era parte de la motivación para hacer rock, la idea de que eso era malo es tardía, aparece en algunas agrupaciones de garage en los 60 y solo cobra entidad plena con el ethos punk. De ahí lo toma el metal en sus vertientes extremas.

La imagen del rockstar es perfectamente compatible con la de los artistas no solo de glam sino del heavy metal clásico y hasta del thrash.

Es evidente que en el death metal la idea de que algún día sería masivo es absurda (aunque no creo que haya estado ausente de la mente de algunos, a fines de los 80 el metal parecía capaz de logralo todo), pero ¿en el heavy metal? Es allí donde yace la principal vinculación del glam con el metal, en el heavy. ¿No deseaba la mayoría de artistas del heavy estándar, como los Judas Priest, Iron Maiden, los mismos Black Sabbath, ser estrellas? Yo creo que sí. ¿Eso descalifica su música? Yo creo que no.

Además, me parece que si la oportunidad real se presentase para que los artistas de death metal fuesen estrellas mediáticas casi ninguno la rechazaría, porque la fama es cómoda y lisonjera. Por otro lado, la situación de los músicos de glam a mediados de los 90 no se puede comparar con la de los de death metal en ninguna época. Como bien dices, dedicarse a ese género es como vivir un hobby eterno, muy pocas bandas viven de ese estilo (Entombed, Morbid Angel, Deicide, Cannibal Corpses y Arch Enemy deben virtualmente agotar la lista. Si Chuck viviese, quizá él también). Por ello mismo si pocos oyen esa música no pasa casi nada, es la situación normal. Los artistas de glam fueron catapultados a la fama (no todos, un grupo) y luego arrojados al ostracismo en pocos años, para muchos que no habían conservado sus empleos porque la fama musical era su nuevo empleo fue una situación difícil y a trabajar en Burger King para vivir(en realidad ni sé cuantos serían profesionales en algo pero con la pinta de white trash que tienen casi todos imagino que pocos). Nadie apostaba por ellos, no habia una escena subterránea de eso que les sustentase, y hasta se puso de moda denigrarlos, es más los artistas de death metal siguen trabajando en sus empleos porque su música jamás da suficiente para vivir (eso no es malo desde un punto de vista artístico, claro), pero cuando las cosas se "normalizaron" muchos, sino todos los artistas de ese estilo volvieron a hacer lo que hacían.


Aún así me ha llamado mucho la atención la oposición virulenta contra el glam que expresas, en parte porque hoy es muy atípica, pocos se mantienen tan aversivamente opuestos al glam, y por lo general ahora se les acepta incluso en los festivales típicamente metaleros sin mayor problema.
Un último detalle, desde mediados de la década pasada ha habido un renacimiento del glam con bandas principalmente de Suecia y Francia como Crashdïet o Blackrain y en los mismos Estados Unidos con Dirty Penny y otros; sin embargo para nada se han acercado a las cotas de popularidad que alcanzaron en los 80 los clásicos de ese sonido ¿Qué los mueve si el glam ya no los puede hacer ricos y famosos y deben andar más o menos como los artistas de death metal en términos económicos? ¿No será que ahora, sin el estorbo de la fama, pueden plantear que detrás de ellos sí hay algo más?

Me ha gustado el intercambio de ideas.


Saludos

Ignacio Brown dijo...

Asi es, hay que estar de acuerdo en nuestro desacuerdo.

metalorcho dijo...

jajajaj Ignacio lo chancaste a César el defendiendo a estos poseritos alienados de los glams...no jodas pes!..cuando no el haciendose el cultito del metal