domingo, 14 de septiembre de 2014

SALEM'S POT - Lurar Ut Dig Pa Prarien -


Yo estaba muy escéptico, porque quien no? Con semejante portada uno piensa que todo es una escuza para invitar a la gente al ruido y para decepcionar rotundamente. Porque lo cierto es, los metaleros que entendemos de arte, del arte de la portada sobre todo, sabemos que no solo refleja el tipo de bulla que yace adentro sino también el nivel de calidad que esta en las curvas, curvas que precisamente están demasiado bien pintadas en semejante portada.

Ya se que esto es cosa de adultos y no me lo tenían que imprimir en la portada, y mucho menos tenían que imprimir la foto de la banda, cosa que a mi me suele gustar pero que aquí me tuvo fantaseando en lo cabrones que son estos cuatro. No se mucho de la movida actual pero estos cuatro pendejos se muestran como una mala suerte de chicos góticos; risitas allá, pómulos inflamados y chapas de serrano, ojos ofuscados por una mascara gótica me importa un carajo si esto es una broma, yo aun prefiero a los tradicionales, bigotes mal cuidados, panzas de cerveceros, vaqueros deshilachados que muestran su cotidaneidad común.

Pero no aquí, blanca sexy nos invita su concha y sin siquiera mostrárnosla. Su vestido de hilachas negras le cubre el tesoro y nosotros queremos osar abrirle las piernas entre candilejas y zambullirnos como Jacques Custeau en el mar exótico desconocido. El olor a pescado es seguro y el sabor a cielo también. 

Enfoquemosnos en la parte inferior derecha; circulo en el cual dos suculentas mujeres desnudas se tocan donde se deben; el brazo derecho de la de la izquierda provoca ríos en el clítoris del de la izquierda, mientras que la de la izquierda adquiere posición de macho acurrucandola con un abrazo y centrando el rostro de su presa con un delicado toque de mejilla que es seguramente proseguida por uno de esos lenguazos que te mojan hasta el esqueleto.

Lo de Salem's Pot es demasiado obvio y aun cuando lo quise odiar por esa misma razón me termino gustando. Las chicas eran obvias, su belleza un llamado tan animal que parecía desesperado, pero quien evade esas curvas y esos tonos, quien pide y da y no se da cuenta que el gusto esta en todo este colchón desesperado.

3 comentarios:

LUCAS MUERTTO dijo...

Saludos Ignacio! La tapa corresponde a la pelicula "Vampyros Lesbos", pelicula de 1971 del espaniol Jesus Franco, tambien conocido como Jess (entre otros seudonimos que supo usar). Jus Oborn es muy fan tambien de su cine erotico/terror.

Ignacio Brown dijo...

bueno el detalle Lucas, tenia que ser Franco...y yo que me la doy de conocedor y hasta hoy no he visto ninguno de sus films...
IB

jeadvanjer dijo...

el solo hecho de tener que escuchar la musica de unos tipos bien pintarrajeados y con poses cojudas de una puta me afloja el estomago jej